Obama decidió no mostrar las fotos de Osama ben Laden