La carrera hacia la Casa Blanca. Obama o Hillary deberán abandonar sus aspiraciones