Occidente acelera el levantamiento de las sanciones económicas a Irán

Tras el acuerdo en Ginebra, la Unión Europea comenzará a mitigar las restricciones a Teherán, que volverá a repatriar fondos y a operar en algunos mercados globales
(0)
26 de noviembre de 2013  

PARÍS.- Horas después de haber alcanzado un histórico acuerdo con Irán, que limitará su todavía controvertido programa nuclear, las potencias occidentales aceleraban ayer el levantamiento de algunas sanciones económicas que pesan sobre Teherán y que asfixian el crecimiento del cuarto productor mundial de petróleo.

La Unión Europea (UE) levantará las primeras sanciones impuestas a Irán "en diciembre", anunció el canciller francés, Laurent Fabius.

"Estamos proponiendo un levantamiento de las sanciones, pero será limitado, selectivo y reversible", comentó Fabius a la radio Europe 1. Al ser consultado sobre si las sanciones podrían comenzar a ser levantadas, agregó: "Comenzará en diciembre".

Más prudente se mostró la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, que negoció con Irán el acuerdo logrado en nombre del grupo de los seis (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania).

"La próxima reunión de los ministros europeos está prevista para el 16 de diciembre. Puede ser en diciembre, puede ser en enero, depende del tiempo que tarde el proceso", reveló el vocero de Ashton, Michael Mann, que no indicó si el alivio de las sanciones se decidirá en esa ocasión.

Mann dijo que ya habían comenzado los trabajos para enmendar las regulaciones de la UE, pero advirtió que los cambios dependían de que el gobierno iraní cumpliera su parte del acuerdo. "Es importante que ambas partes cumplan con el acuerdo, de forma que podamos coordinar oportunamente también con la parte iraní", dijo el vocero de la UE.

Anunciado anteayer, el acuerdo dispone levantar algunas de las sanciones que han estado asfixiando la economía iraní. Esas penas fueron aplicadas en respuesta al temor de la comunidad internacional de que Teherán utilice su programa nuclear para desarrollar un arsenal atómico. Irán sostiene que sus programas sólo persiguen fines pacíficos.

El pacto alcanzado en Ginebra le permitirá al régimen de los ayatollahs mantener los elementos centrales de su programa de uranio al tiempo que limitará su enriquecimiento a un nivel inferior al necesario para fabricar armas nucleares. Además de un período de seis meses para que Irán permita mayor acceso a los sitios nucleares, se mitigarán -aunque no del todo- las sanciones en los sectores de las industrias petrolera, automotriz y aeronáutica.

Teherán también reanudará las transacciones en petroquímica, oro y otros metales preciosos; transferencias financieras para comprar alimentos y medicinas, y la capacidad de terceros países de usar firmas con sede en Europa para volver a asegurar los embarques de petróleo de Irán.

Así, la economía iraní podrá repatriar 4200 millones de dólares procedentes de las exportaciones de crudo y sumar 1500 millones de dólares adicionales por exportaciones de productos petroquímicos y automotrices.

Saludado por la gran mayoría de la comunidad internacional, el pacto despertó la ira de Israel, que hasta último momento llevaba adelante una campaña global para impedir la flexibilización de las sanciones y mantener una línea dura en las negociaciones con Teherán, enemigo histórico del Estado judío.

"Hablé con el presidente Barack Obama y nos pusimos de acuerdo en que en los próximos días una delegación dirigida por el consejero de seguridad nacional Yossi Cohen viaje a Estados Unidos para discutir sobre el acuerdo final con Irán", anunció el premier israelí, Benjamin Netanyahu, ante el Parlamento israelí.

El entendimiento de Irán con Occidente también cajoneó -por lo menos durante seis meses- los eventuales planes militares israelíes contra la infraestructura atómica iraní.

Recibido en Teherán como un héroe, el canciller iraní, Mohammed Javad Zarif, ratificó que el pacto de seis meses mantiene activo el desarrollo nuclear del país. "La estructura del programa nuclear de Irán ha sido preservada y la de las sanciones se ha pulverizado", dijo Zarif.

Los mercados internacionales reaccionaron ayer con optimismo, al registrarse alzas en las principales bolsas de Europa y en Wall Street, en tanto que el petróleo tuvo una baja sensible en los pisos de Londres y en Nueva York.

Agencias ANSA, AFP, EFE y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.