El escenario. Occidente, con poco margen de maniobra