Un desafío para los gobiernos en todo el mundo: crecen las dificultades por la escalada de los precios. Ola de protestas por la suba del petróleo