Otra baja para Trump: se fue la funcionaria que defendió la separación de niños en la frontera

Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada
Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada Fuente: Reuters
(0)
8 de abril de 2019  • 07:59

WASHINGTON.- Un nuevo nombre se suma a la lista. Tras las partidas del jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon; el asesor de Seguridad, Michael Flynn; el secretario de Estado, Rex Tillerson; y la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, entre otros, quien le dijo "basta" al gobierno del presidente Donald Trump fue la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, en medio de la escalada de tensión con los inmigrantes por la gran cantidad de familias centroamericanas que están cruzando la frontera sur de Estados Unidos y la pugna en el Congreso por conseguir el presupuesto para levantar el muro en el límite con México.

Nilsen, quien fue identificada durante su gestión como la cara visible de la controvertida política de separación de niños y padres (pese a que aseguran que ella no estaba de acuerdo), viajó el viernes pasado a la frontera junto con Trump para participar en una mesa redonda con agentes fronterizos y policías locales. Allí hizo eco a los comentarios del mandatario sobre la situación en la frontera, aunque se escabulló sin dar explicaciones mientras el republicano hablaba.

La ahora exsecretaria de Seguridad Nacional estaba cada vez más frustrada por lo que consideraba una falta de respaldo de otros departamentos y una creciente intromisión de parte de asesores de Trump, señalaron tres personas al tanto de los detalles de su renuncia. Ante este panorama, ayer se dirigió a la Casa Blanca para hablar con el presidente y renunciar.

Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional de Trump, estaba cada vez más frustrada con las políticas del presidente
Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional de Trump, estaba cada vez más frustrada con las políticas del presidente Crédito: DPA

"A pesar de nuestros avances en reformar la seguridad nacional para una nueva era, he decidido que es el momento adecuado para que yo deje el puesto", escribió en una carta sin comentarios controversiales. "Espero que el próximo secretario tenga el respaldo del Congreso y de los tribunales para corregir las leyes que han obstruido nuestra capacidad para proteger completamente las fronteras de Estados Unidos y que han contribuido a la discordia en el debate en nuestra nación", agregó.

Las tensiones entre la Casa Blanca y Nielsen no son novedad. La mujer era vista como opuesta a algunas de las medidas más duras para el control de la inmigración respaldadas por el presidente. Según allegados, ambas partes tenían frustraciones: Trump estaba exasperado por la situación en la frontera y Nielsen se sentía frustrada por acciones oficiales que consideraba contraproducentes.

El presidente anunció en un tuit que Kevin McAleenan, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, se convertirá en director interino del departamento. Desde hace tiempo McAleenan es un funcionario que goza de buena reputación.

Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada
Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada Crédito: DPA

Su paso por el gobierno

Nielsen, de 46 años, trabajó como especialista en ciberseguridad en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y luego como asistente del primer secretario del DHS de Trump, John Kelly. Cuando este se fue a la Casa Blanca como jefe de gabinete en julio de 2017, Nielsen fue como su adjunta pero un par de meses después estaba de vuelta en el DHS, esta vez como titular.

Se convirtió en la cara de la política contra la inmigración de la administración de Trump, e incluso de la ampliamente condenada práctica de separar a los niños migrantes de sus padres, a pesar de que no la compartía.

Aunque eran conocidas las críticas que recibía por parte de Trump, se mantuvo leal al presidente. Su posición se debilitó en los últimos meses. En junio de 2018, debió defender públicamente la muy criticada política de separación de familias de inmigrantes, que Trump debió cancelar ante la cantidad de protestas a nivel mundial de esta práctica, consistente en separar a los padres migrantes de sus hijos con un fin de disuasión.

La última semana el presidente amenazó a México con un cierre de la frontera, acusándolo de no hacer lo necesario para impedir que los inmigrantes centroamericanos atraviesen su territorio. Finalmente debió renunciar a esa idea ante las advertencias que le llegaron desde su propio campo sobre las consecuencias económicas devastadoras que podría tener una medida de ese tipo.

Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada
Kirstjen Nielsen, ahora exsecretaria de Seguridad Nacional, estaba cada vez más frustrada Fuente: Reuters

Agencias AP y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.