Otra protesta de los "chalecos amarillos" en Francia: hubo unos 1400 detenidos

Las fuerzas francesas lanzan gas lacrimógeno para disuadir a los manifestantes
Las fuerzas francesas lanzan gas lacrimógeno para disuadir a los manifestantes Fuente: AFP - Crédito: ABDUL ABEISSA
(0)
8 de diciembre de 2018  • 10:03

PARÍS.- Manifestantes en estado de movilización; fuerzas policiales en estado de alerta. Los "chalecos amarillos" protestaron hoy en Francia contra el gobierno de Emmanuel Macron y en medio de un dispositivo de seguridad excepcional para evitar estallidos de violencia como los del sábado pasado. Entre corridas, gases lacrimógenos y gritos (" Macron démission!"), más de 1400 personas fueron detenidas en París , adonde hubo 8000 agentes desplegados.

La tensión fue palpable cerca de los Campos Elíseos y cerca del Arco de Triunfo en la capital francesa. Alrededor de 1500 personas protestaron en la célebre avenida según la intendencia de París. El primer ministro, Edouard Philippe, informó que más de 500 personas fueron detenidas hoy en la capital francesa, una cifra superior al total de detenciones del pasado 1 de diciembre en París.

Hubo operativos de seguridad excepcionales en toda Francia, sobre todo en París, donde las escenas de guerrilla urbana del sábado pasado impactaron al país y al mundo.

En total, uno 31.000 "chalecos amarillos" se manifestaron a lo largo de Francia y más de 700 personas fueron detenidas este sábado, cuarto consecutivo de protestas de este colectivo antigobierno, señaló el secretario de Estado al Interior, Laurent Nuñez.

Ciudad blindada y "fantasma"

Cerca de 90.000 policías fueron desplegados en todo el territorio. Además, por primera vez en más de una década, se vieron en la capital vehículos blindados de la Gendarmería.

El oeste de París, donde están el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, y la mayoría de los ministerios, estuvo cubierto de azul, el color de los vehículos de la policía. Las patrullas antimotines bloquearon el acceso a las principales plazas de la capital, incluida la de la Concordia, uno de los extremos de la avenida de los Campos Elíseos que va hasta el Arco del Triunfo.

Después de más de una década, los blindados de Gendarmería volvieron a París
Después de más de una década, los blindados de Gendarmería volvieron a París Fuente: AFP - Crédito: Thomas SAMSON

Además, las autoridades llevaron adelante controles en las estaciones de tren y en puntos estratégicos donde se congregan manifestantes vestidos con chalecos fluorescentes, prenda símbolo del movimiento de protesta popular que comenzó en noviembre en rechazo al alza del combustible.

Mientras "chalecos amarillos" y agentes policiales destacaban entre calles céntricas de París, íconos de la ciudad cerraron sus puertas preventivamente. La Torre Eiffel, el museo Louvre, el Jardín de las Tullerías y grandes almacenes como las Galerías Lafayette y Printemps están cerrados. Todos los encuentros deportivos fueron postergados o suspendidos. Asimismo, los hospitales de París reforzaron los servicios de emergencia.

La ola de manifestaciones de los "chalecos amarrillos" comenzó el 17 de noviembre en rechazo al aumento de combustibles, pero en las últimas dos semanas se ha convertido en una protesta generalizada contra la política económica y social del gobierno.

Los chalecos amarillos piden la dimisión de Macron
Los chalecos amarillos piden la dimisión de Macron Fuente: Reuters - Crédito: Eric Gaillard

Demandas. El presidente Macron cedió esta semana a algunas de las demandas de los manifestantes: anuló el alza del gravamen a los combustibles, que formaba parte de un plan para combatir el cambio climático, y congeló los precios del gas y de la electricidad durante los próximos meses.

El movimiento no tiene un líder claro, aunque muchos "chalecos amarillos" hicieron ayer un llamado a la calma y algunos adoptaron un tono conciliador tras reunirse anoche con el primer ministro Philippe en un último intento por calmar los ánimos.

El movimiento de los "chalecos amarillos" cruzó fronteras y hoy había protestas convocadas en Bélgica y Países Bajos.

Fuente: Reuters - Crédito: Stephane Mahe

En Bélgica y Holanda

Mientras tanto, la protesta de los "chalecos amarillos" se extendió hasta Bélgica y hasta a Holanda.

Los manifestantes en Bruselas exigen la renuncia del primer ministro Charles Michel. Lanzaron piedras, carteles, fuegos artificiales y otros objetos contra los policías que protegían una zona de la capital donde están ubicadas las oficinas del primer ministro y otras dependencias oficiales. La vocera policial Ilse Van de Keere dijo que unos 400 manifestantes se aglutinaron en el lugar.

Unos 100 de ellos fueron detenidos por cargar objetos peligrosos como fuegos artificiales o vestimentas que podrían servir de protección en enfrentamientos con la policía.

No están del todo claras las razones de estas protestas. Ni Bélgica ni Holanda han aumentado los precios de los combustibles, lo que desató disturbios en Francia en semanas recientes.

Horas antes en Bruselas, la policía usó gas pimienta para dispersar a un pequeño grupo de alzados que intentaron derribar una barricada que protege a la sede del Parlamento Europeo y otras instituciones de la Unión Europea. Los manifestantes llevaban carteles con lemas como "Viene el invierno social" y "¡Renuncia Macron! ¡Renuncia Michel!".

En Rotterdam, en Holanda, cientos de "chalecos amarillos" cruzaron pacíficamente un puente de la ciudad entonando una canción sobre Holanda y repartiendo flores entre los transeúntes.

Agencias AFP y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.