Otra puerta de entrada para la Argentina

La ampliación trae más oportunidades
(0)
27 de abril de 2004  

VARSOVIA (De una enviada especial).- Lo que en nuestro país se pega con "La gotita", aquí se arregla con "Kropelka", que es el nombre polaco para el mismo pegamento que Poxipol fabrica en la Argentina y que, con la apertura del mercado europeo, sus distribuidores esperan repartir desde el lunes en todo el continente.

"Depende un poco de lo que rompan y tengan que reparar los europeos, pero pensamos que el crecimiento será enorme", bromea Slawomir Musiela, representante en Varsovia de Poxipol, una de las empresas de nuestro país que espera beneficiarse con la ampliación del bloque.

Polaco, casado con una argentina y visitante frecuente de nuestro país, tanto Musiela como el porteño Ricardo Fernández Núnez, presidente de la financiera Aice Polska, son dos de los empresarios que, con ojos cercanos a la Argentina, cuentan a LA NACION el proceso vivido por este país desde 1989.

"En catorce años que llevo trabajando aquí, yo vi cambiar a Polonia en todo; desde el tono gris hasta el más colorido que tiene hoy. Desde la ropa en la calle, la comida, la dirigencia, las expectativas... ¡todo!", dice Fernández Núnez, que califica su experiencia de testigo como un "privilegio" que sueña ver repetido algún día en nuestro país.

"Polonia tiene mucho para enseñarnos. Yo sigo su proceso como extranjero y estoy seguro de que aquí veremos en pocos años algo parecido a lo que experimentó España", sostiene.

"¿Si sueño con algo así para la Argentina? ¡Por supuesto! Pero para eso hacen falta las tres cosas que hubo aquí: un plan, conocer su precio y estar dispuesto a asumirlo por mucho que cambien los gobiernos. Es inconcebible algo así en nuestro país, mientras la miseria de sus internas políticas sigan por arriba de todo", dijo.

Musiela, en tanto, explica que los últimos años del proceso no han sido fáciles. "Hubo mucha recesión desde el 2001.Todos los días decíamos: "Ya falta un poco menos"", recuerda.

"Los grandes inversores ya llegaron. Ahora llega la hora de que los medianos nos hagamos sitio", dice. El está convencido de que algo así se verá a partir del lunes: "Habrá menos problemas en la frontera con Alemania. Nosotros, el lunes, cargamos el camión, y no nos para nadie", fue su gráfica expresión.

No duda de que eso repercutirá en las plantas de la Argentina. "Ya tomamos previsiones para un aumento de producción del 20 por ciento. Para nosotros se abre una buena etapa y para todos los que quieran seguirla, también", auguró.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.