Un retroceso más en los ya estancados esfuerzos de paz. Otra vez el horror en Jerusalén: 10 muertos