Otro ataque a soldados de EE.UU.

(0)
2 de mayo de 2003  

FALLUJAH.- En un nuevo incidente que revela el grado de tensión en el Irak de posguerra, siete soldados norteamericanos resultaron heridos ayer por la madrugada en un ataque en Fallujah, al oeste de Bagdad, donde muchos habitantes amenazaron con vengar la muerte de 16 personas por disparos estadounidenses desde el lunes último en esa ciudad.

Los militares -cuya vida no corre peligro- resultaron heridos cuando dos individuos lanzaron granadas por encima del muro que rodea un edificio que antes albergaba los locales del partido Baath, y donde ahora se instalaron las tropas norteamericanas.

Fallujah, una ciudad de 600.000 habitantes y de mayoría sunnita, estaría todavía bajo la influencia de elementos pro Saddam que aprovechan la susceptibilidad religiosa para provocar agitación en torno de la presencia de las fuerzas norteamericanas.

Ayer, de hecho, un centenar de personas protestaron en calma y amenazaron con un derramamiento de sangre si las tropas no dejaban la ciudad.

Desde el lunes, 16 iraquíes murieron allí por disparos de soldados norteamericanos. Trece fallecieron el lunes, cuando se manifestaban contra la presencia norteamericana. Y otros tres murieron anteayer, durante una marcha de protesta por lo ocurrido el lunes.

En otro incidente, al menos seis personas murieron ayer en el centro de Bagdad, cuando un hombre efectuó un disparo para celebrar que la corriente eléctrica se había restablecido en la zona. El disparo impactó sobre un charco de nafta que había en el suelo, lo que provocó una fuerte explosión y un gran incendio que acabó con la vida de seis personas, explicó un testigo del accidente.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.