EE.UU. Otro escándalo acorrala a la estrella republicana