Otro giro en Bolivia: el gobierno de Áñez se sumó al Grupo de Lima, que apoya a Juan Guaidó