La guerra contra el terrorismo. Otro golpe al apoyo financiero