El papa Francisco llegó a Turquía para pedir por la paz en pleno auge del Estado Islámico