Para Alemania, Andreas Lubitz no mostraba "indicios de trasfondo terrorista"

El ministro alemán dijo que, según las bases de datos de la inteligencia y la policía alemana, el sospechoso de haber estrellado el avión adrede no tenía antecedentes ni vínculos con organizaciones extremistas
(0)
26 de marzo de 2015  • 10:59

BERLIN.- El gobierno alemán aseguró hoy que los investigadores no encontraron hasta el momento "indicios de trasfondo terrorista" en el copiloto del vuelo de Germanwings que colisionó anteayer en los Alpes franceses, Andreas Lubitz, al parecer responsable de estrellar voluntariamente el avión.

"No hay indicios de trasfondo ni motivación terroristas", dijo el ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziére, después de que la fiscalía francesa revelara indicios de que el copiloto estrelló a propósito el avión con 150 personas a bordo.

En una comparecencia de urgencia, el titular de Interior explicó que, desde que se estrelló el Airbus 320 de la aerolínea de bajo costo alemana Germanwings, los servicios de inteligencia germanos investigaron el pasado de las 150 personas a bordo.

La revisión en dos bases de datos, una de la inteligencia alemana y otra de la policía federal, no arrojó ningún resultado positivo que desatase las alarmas en Berlín y un requerimiento paralelo a Lufthansa, matriz de Germanwings, tampoco aportó nada reseñable, según el ministro.

"Todo va a ser investigado", afirmó De Maiziére, que reconoció que los interrogantes "se concentran en el pasado de la persona que asumía el puesto de copiloto" en el vuelo 9525, que cubría la ruta entre Barcelona (España) y Düsseldorf (Alemania).

El ministro de Interior agregó que las fuerzas de seguridad alemanas desde el principio han "trabajado para intentar despejar una posible motivación terrorista" en este suceso.

La investigación sobre la tragedia aérea dio hoy un giro, después de que la fiscalía francesa anunciase que el copiloto de la nave, Andreas Lubitz, se negó a abrir la puerta de la cabina al comandante cuando éste quiso volver a entrar y accionó el descenso del avión "con voluntad de destruir el avión" por razones que se desconocen.

De Maiziére afirmó que por el momento no había "ningún indicio sólido" que apuntase a que la catástrofe aérea hubiese "sido causada a propósito por terceros".

"Debemos abstenernos de especulaciones sobre las posibles causas", añadió el ministro.

Mientras tanto, la policía alemana ya vigila la casa familiar de Lubitz en la pequeña localidad de Montabaur, en el Estado federado de Renania-Palatinado, al oeste del país, en busca de nuevos datos del sospechoso.

Agencias EFE y DPA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.