Para las FF.AA. chilenas, la situación es "delicada"