Sueños alterados: las mismas pesadillas se repiten en todo el mundo por la pandemia

El nuevo coronavirus afectó el sueño y desató sensaciones de miedo, aislamiento y angustia.
El nuevo coronavirus afectó el sueño y desató sensaciones de miedo, aislamiento y angustia. Crédito: Shutterstock
(0)
28 de abril de 2020  • 12:33

La pandemia del nuevo coronavirus despertó algunos efectos colaterales en la vida cotidiada de las personas. Entre ellos, la enfermedad que mantiene en vilo al mundoafectó el sueño y desató sensaciones de miedo, aislamiento y angustia.

Todos, desde una profesora universitaria en Pakistán hasta un empleado de correos en Canadá o una sacerdote episcopal en Florida enfrentan el mismo problema. Todos se despiertan en la mitad de la noche bañados en sudor frío.

Los expertos dicen que en la historia de la humanidad rara vez se experimentaron "sueños colectivos" en semejante escala, y ciertamente nunca a la vez que se tiene la capacidad de expresar esas pesadillas a otros en tiempo real.

El costo psicológico es pasmoso, sobre todo para los trabajadores de la salud, cuyos sueños son similares a los de veteranos de guerra y el personal de emergencias que responde a los grandes desastres, explicó Deirdre Barrett, una profesora de Harvard que estudia que el fenómeno en el mundo y relevó 6000 sueños de 2400 personas.

Tanta gente relata sus sueños en las redes sociales que existe una cuenta de Twitter que los reúne en una biblioteca virtual bajo el título "I Dream of Covid" (sueño con el Covid). "Que yo sepa, nadie tiene muestras de sueños de la pandemia de influenza de 1918, que probablemente sería lo más comparable", graficó Barrett, quien estudió los sueños de sobrevivientes del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 y los de prisioneros de guerra británicos de la Segunda Guerra Mundial.

Los sueños también sacan a la luz lo que más nos perturba de la pandemia. Los temas parecen ser universales. Los sueños con un lugar seguro repentinamente abrumado por el virus reflejan la invisibilidad aterradora del contagio, analizó Cathy Caruth, profesora de la Universidad de Cornell que estudió el trauma psicológico durante 30 años.

Los sueños provocados por la pandemia recuerdan la experiencia de los sobrevivientes de Hiroshima, que temían estar expuestos a radiaciones invisibles y las pesadillas descritas por los veteranos de Vietnam. "Parecen ser en parte sobre cosas difíciles de aprehender, qué significa que cualquiera puede ser una amenaza y que uno mismo puede ser una amenaza para los demás", dijo Caruth.

La sacerdote episcopal Mary Alice Mathison soñó que 500 personas concurrieron a un funeral en su iglesia y se negaron a volver a casa. Otros sueños ponen de manifiesto que nadie sabe cuál será el fin de la pandemia. En estos, el soñador suele despertar sobresaltado.

En la provincia paquistaní de Punjab, una profesora de literatura soñó que era una de apenas 100 personas en el planeta que no padecían Covid-19. La población infectada había ganado el control político y perseguía a los no infectados "para que el mundo fuera el mismo para todos", contó Roha Rafiq, de 28 años.

Según Barrett, muchos sueñan que se enfermaron de Covid-19 o que están cubiertos de cosas que parecen representar el virus: enjambres de insectos o gusanos, brujas, saltamontes con dientes. Algunos sueñan que están en lugares públicos sin mascarilla o sin poder guardar la sana distancia.

"El personal de salud es el que más se parece a una población traumatizada", precisó Barrett. "Tienen pesadillas en las que reviven sus experiencias y todas con el tema de que ‘soy responsable de salvar la vida de esta persona, no lo consigo y la persona está a punto de morir’", agregó. "Y cuando sueñan que el enfermo es un hijo o un padre dicen que siempre hay un paso siguiente en el sueño cuando comprenden que... ‘yo los contagié’".

Agencia AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.