Para Obama, una asunción llena de restricciones