Paraguay: un desalojo dejó por lo menos 16 muertos

Las víctimas fueron policías y campesinos
(0)
16 de junio de 2012  

ASUNCION (AFP).- Por lo menos siete policías y nueve campesinos murieron y alrededor de otras cien personas resultaron heridas ayer, en medio de violentos enfrentamientos por un desalojo en una hacienda del este paraguayo, cerca de Brasil.

Los incidentes se produjeron en la localidad de Curuguaty, unos 380 kilómetros al nordeste de Asunción, después de que 321 policías con apoyo de helicópteros ingresaron en la hacienda Morumbí, del conocido empresario y político paraguayo Blas Riquelme, para desalojar por orden judicial a más de 150 ocupantes.

La amplia repercusión que tuvo el hecho forzó horas más tarde la renuncia del ministro del Interior, Carlos Filizzola. El presidente Fernando Lugo aceptó su alejamiento del cargo y dijo que hoy anunciará el reemplazante.

Previamente, durante una conferencia de prensa, Filizzola responsabilizó a los campesinos del inicio de la balacera. "Hubo disparos de parte de ellos, la policía tuvo que responder", subrayó.

Walter Gómez, comisario jefe de investigaciones de Canindeyú (departamento cuya capital es Curuguaty), dijo que los campesinos tenían armas de grueso calibre, como fusiles M-16. "Usaron armas que fueron robadas hace meses de la sede de la policía antimotines. Sólo con esas armas pueden perforar el chaleco antibalas", precisó el diputado opositor José López.

El dirigente campesino José Rodríguez, estrechamente vinculado a Lugo, dijo que el enfrentamiento "pudo haber sido un autoatentado de la policía" para justificar la muerte de quienes ocupaban la tierra.

Acusaciones

Por la tarde, Lugo repudió los enfrentamientos y manifestó su "absoluto respaldo" a las fuerzas de seguridad. El mandatario convocó anoche a una reunión de urgencia a sus ministros del Interior, de Defensa y al comandante de las fuerzas armadas para analizar el conflicto.

La oposición, en tanto, responsabilizó al gobierno por la pérdida de vidas. "Ellos garantizaron la integridad de los campesinos y despreciaron la vida de los policías. Por eso se produjo la masacre", denunció el diputado Salyn Buzarquis.

También se pronunció contra Lugo la gobernadora de Canindeyú, Cristina Villalba. "Coincidencia o no, los que lideraron esta ocupación son amigos del presidente. Están al lado de sus principales colaboradores", en referencia a los vínculos de Lugo con el campesinado.

Villalba advirtió que los dirigentes campesinos "tienen sus propiedades en Curuguaty y hacen un negocio de las ocupaciones". Además, señaló que poseen "una radio comunitaria desde donde incitan todos los días a la violencia".

La propiedad de Riquelme, empresario del sector de los supermercados, está en una región ocupada en gran parte por los llamados "brasiguayos", prósperos productores brasileños de soja, primera fuente de ingreso de divisas de Paraguay.

En toda esa región las ocupaciones de tierras son un fenómeno muy frecuente.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.