Peligra la tregua en el norte de Siria

Turquía y los kurdos se acusan mutuamente de violar el alto el fuego
(0)
20 de octubre de 2019  

TAL TAMR (ANSA).- La tregua que debía contener la ofensiva turca sobre las milicias kurdas en la frontera siria tambaleaba ayer en medio de acusaciones cruzadas de violar el alto el fuego.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con una ofensiva implacable si los kurdos no se retiran de la zona limítrofe según lo acordado. En caso de no dejar la frontera, "continuaremos [la operación] donde la dejamos y seguiremos rompiendo la cabeza de los terroristas", advirtió.

El acuerdo de tregua implica una retirada de las fuerzas kurdas de una franja fronteriza de 32 km de ancho a cambio de que se interrumpa la ofensiva que Turquía lanzó el 9 de octubre en el norte de Siria. La ofensiva dejó decenas de muertos en la población civil kurda y obligó a cientos de miles a abandonar sus hogares.

"Los terroristas [como califica Ankara a las milicias kurdas] llevaron a cabo un total de 14 ataques en las últimas 36 horas", indicó el Ministerio de Defensa turco.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -lideradas por las milicias kurdas-, Mazlum Abdi, dijo que Turquía estaba impidiendo que sus combatientes se retiraran, para poder acusar a los kurdos de incumplir el acuerdo.

"Los turcos impiden la retirada del sector de Ras al-Ain, impiden la salida de nuestras fuerzas, de civiles y de heridos", dijo Abdi, quien recordó que el acuerdo negociado por Washington "contiene un punto esencial que estipula la apertura de un corredor bajo el patrocinio de Estados Unidos".

Casi al mismo tiempo, la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) afirmó que se produjeron disparos de artillería contra Ras al-Ain y otras poblaciones vecinas por parte de las fuerzas turcas y los grupos sirios que las apoyan. Las tropas conjuntas se apoderaron de parte de esa ciudad el jueves, en la mayor conquista desde el comienzo de la ofensiva.

El objetivo de la operación lanzada por Turquía es establecer una zona de seguridad para crear un tapón entre su frontera y las milicias kurdas de Siria, a quienes denomina terroristas, aunque en esencia pretende mantenerlas aisladas de los separatistas kurdos dentro de Turquía.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.