Pemex, una gigante que necesita reformas

La empresa busca ayuda del exterior
(0)
13 de mayo de 2003  

MEXICO (EFE).- Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa a la que una comisión de la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano calificó de "monopolio ineficiente plagado de corrupción", es la principal compañía del país y el origen del 35% del presupuesto nacional mexicano.

El gobierno de Vicente Fox ha reconocido que Pemex, la tercera productora mundial de crudo -según sus propios datos- y un gigante con más de 167.000 trabajadores, requiere modernizar su infraestructura.

Sin embargo, ayer el mandatario dijo que no cederá a la presión del grupo de legisladores norteamericanos que propusieron condicionar un pacto migratorio entre ambos países a la privatización de la empresa.

Las presiones llegan en momentos en que la compañía mexicana, que sufre graves problemas para explorar y desarrollar sus actuales yacimientos de petróleo y gas, busca ayuda extranjera para sus planes de modernización: Pemex invitó a representantes de 70 petroleras mundiales a una reunión en el norte del país, hace quince días, para estudiar la viabilidad de distintos proyectos.

La licitación presentada ayer para modernizar la refinería Lázaro Cárdenas, en el estado de Veracruz, contempla una inversión de 1632 millones de dólares.

El director de Pemex, Raúl Muñoz, indicó que el objetivo es incrementar la capacidad total de procesamiento de crudo de 186.000 a 350.000 barriles diarios, de los cuales el 58% corresponderá a crudo pesado, que tiene menos demanda y no es tan cotizado en los mercados internacionales.

Muñoz señaló que con este incremento en la capacidad de refinamiento se reducirá en 2007 la importación de combustibles, que representa actualmente el 25% de la demanda.

En el primer trimestre de este año Pemex produjo 3,32 millones de barriles diarios de crudo, de los cuales 1,85 millones se destinaron a la exportación y el resto al consumo interno.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.