Perro gordo a la pantalla chica

(0)
6 de julio de 2007  • 02:18

Alguna vez Gabriel García Márquez se sorprendió en un artículo que leí en el diario español "El País" del amor que los franceses prodigaban a sus perros.

Lo mismo pasa en el Reino Unido y esta cercanía psicológica y afectiva, se manifesta muchas veces en el alimento; de ahí que, entre el 25 y el 30% de los perros británicos sean obesos.

Un rasgo muy interesante de esta estadística es que muchos de los perros obesos tienen un dueño obeso; es decir, hay una identificación entre perro y dueño.

En muchos casos se ha comprobado que los dueños dan a su perro el mismo desayuno que consumen ellos, una de esas monumentales comilonas matutinas, con salchicha, tocino, huevo, hasta que uno y otro estén a punto de reventar de tanta grasa saturada junta.

A la tele

La situación es tan extendida que un reality show de la televisión británica (debemos confesar que se trata de la BBC) junta a dueños obesos de perros obesos y juega a ver qué pareja de dueño y perro baja más rapido de peso.

La competencia dura tres meses. Perros y dueños entran en un programa de ejercicios y dieta.

Los perros hacen entrenamiento de obstáculos, asisten a la piscina de perros y se someten a una dieta balanceada.

Algo similar, salvando las distancias, hacen sus dueños.

Al final de cada ciclo de ejercicios y dieta se mide el peso combinado de los perros y sus dueños: la pareja que menos haya bajado queda fuera del programa.

El resto entra en una nueva fase más intensa de ejercicios y dieta hasta llegar a la final.

¿Gran Hermano?

Uno a veces se maravilla de esta capacidad de la televisión para armar espectáculo con todo lo que haya en la tierra.

Este reality show es un claro ejemplo de versatilidad televisiva.

No se extrañen de que muy pronto tengamos un Gran Hermano de perros o de perros y dueños, y que la gente y hasta los perros elijan quién se va y quién se queda.

Y que todos, perros y dueños, se conviertan en grandes estrellas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.