Pese a la polémica, McDonald's abrió un local en el Vaticano