Piñera, incrédulo ante las acusaciones de abuso de menores contra su tío obispo

En esta foto de archivo del 23 de marzo de 2002, el obispo retirado chileno Monseñor Bernardino Piñera lidera una procesión rezando por la paz mundial en anticipación de las celebraciones de la Semana Santa cristiana frente a La Moneda, el palacio presidencial, en Santiago, Chile
En esta foto de archivo del 23 de marzo de 2002, el obispo retirado chileno Monseñor Bernardino Piñera lidera una procesión rezando por la paz mundial en anticipación de las celebraciones de la Semana Santa cristiana frente a La Moneda, el palacio presidencial, en Santiago, Chile Fuente: AP - Crédito: Santiago Llanquin
(0)
21 de agosto de 2019  • 11:00

SANTIAGO, Chile.- El presidente Sebastián Piñera expresó que le "cuesta creer" la denuncia por abuso sexual de menores en contra de su tío, el obispo Monseñor Bernardino Piñera, sobre quien la Santa Sede abrió una investigación previa, según informó la Nunciatura en Chile.

"Conozco su conducta, su actitud de una vida entera y me cuesta creer de una denuncia que se hace más de 50 años después de ocurridos los eventuales hechos a un hombre que ahora tiene 103 años de vida", declaró el mandatario.

Bernardino Piñera, que también es médico y en septiembre cumplirá 104 años, el obispo más longevo de la Iglesia católica y una figura ampliamente conocida en Chile, fue acusado de abusar de un menor y el Vaticano ordenó la investigación previa para "averiguar si es verosímil la denuncia" sobre quien ya enfrentaba acusaciones de encubrimiento de los abusos del exarzobispo Francisco José Cox.

El obispo rechazó en un comunicado la denuncia en su contra y aseguró que siempre ha tenido "una conducta intachable". "He tomado conocimiento del comunicado de la Nunciatura Apostólica de Chile sobre una investigación preliminar en mi contra", expresó en su escrito.

Enseguida dijo: "doy fe de que, durante mi larga vida sacerdotal que comenzó en 1945, siempre he tenido una conducta intachable" y se puso a disposición de los investigadores.

El diario chileno La Tercera señaló que hace unos días el Vaticano envió a la Nunciatura en Santiago un documento que fue remitido esta semana al obispo Fernando Ramos, secretario general de la Conferencia Episcopal (Cech), quien luego debía comunicarlo al resto de los prelados del país.

En aquel escrito se daba cuenta del inicio de una investigación preliminar en contra del obispo más longevo del mundo. Bernardino Piñera, quien nació en Paris en 1915, ostenta el título de obispo emérito de La Serena y ha tenido una destacada trayectoria sacerdotal, "tiempo en el que cultivó una estrecha amistad con el fallecido excapellán del Hogar de Cristo, el sacerdote jesuita Renato Poblete, sobre quien pesan al menos 22 acusaciones de abusos sexuales y de conciencia, cuatro en contra de menores de edad", consignó el diario on line El Mercurio.

De hecho, anotó el medio, el mismo presidente Piñera aseguró hace algunos años que su cercanía con Poblete fue producto de la herencia de la larga amistad que el fallecido sacerdote tuvo con su tío y sus padres. Por lo mismo, tras destaparse los testimonios contra Poblete hace dos semanas, el mandatario aseguró sentirse "engañado" y "decepcionado".

El Papa Franciso y el presidente de Chile Santiago Piñera
El Papa Franciso y el presidente de Chile Santiago Piñera Fuente: EFE - Crédito: José Manuel de la Maza

Bernardino Piñera se recibió de médico en la Universidad Católica en 1941 y fue ordenado sacerdote en abril de 1947 por el cardenal José María Caro, entonces arzobispo de Santiago.

En 1958, el Papa Pío XII lo designó obispo auxiliar de Talca. En 1960, Juan XXIII lo trasladó a la diócesis indígena Temuco, donde estuvo 16 años, donde presentó su renuncia para dedicarse de lleno a su cargo de secretario de la Conferencia Episcopal.

En 1983, el Papa Juan Pablo II decidió nombrarlo arzobispo de La Serena, arquidiócesis en la que logró mayor reconocimiento, siendo incluso nombrado hijo ilustre. Fue presidente de la Conferencia Episcopal entre 1984 y 1988, y en 1987 le correspondió preparar la visita del Papa a Chile.

Por razones de edad, Piñera dimitió en 1990, a los 75 años, siendo reemplazado por Francisco José Cox, a quien el Papa Francisco decidió expulsar del sacerdocio en octubre del año pasado por los abusos sexuales cometidos en contra de menores. El vocero de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos, Helmut Kramer, valoró que se indague a sacerdotes con un alto rango en la iglesia, calificando al obispo Piñera como "otro intocable que vuelve a estar manchado", agregando que hasta el momento "teníamos la claridad total de que Bernardino Piñera fue encubridor de Cox".

En tanto, Juan Rojas, vocero de los laicos de La Serena, adelantó que se están realizando gestiones para sacar el nombre de Bernardino Piñera de algunas plazas de la ciudad desde que se conocieron las acusaciones de encubrimiento.

Agencia ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.