Pinochet: el juez Guzmán se declaró incompetente

El magistrado notificó que renunciará a investigar 40 querellas por falta de pruebas y por estar fuera de su jurisdicción
(0)
24 de agosto de 2001  • 17:40

SANTIAGO, Chile (EFE).- El juez especial Juan Guzmán se declaró incompetente para investigar alrededor de cuarenta de las casi 300 querellas que se han presentado en Chile contra el ex dictador Augusto Pinochet, según informaron fuentes judiciales.

El magistrado, que desde enero de 1998 investiga las acusaciones que se han presentado contra el ex dictador (1973-1990), próximamente hará lo mismo respecto de otras sesenta querellas.

Guzmán fundamentó su decisión en que, en algunas querellas, se trata de casos en que no ha logrado establecer responsabilidades contra Pinochet por no haber una vinculación entre el ex dictador y los hechos, y en otras, porque están fuera de su jurisdicción.

Las respectivas resoluciones ya fueron firmadas por el juez especial y se encuentran en la fase de ser notificadas a las partes por parte de la Corte de Apelaciones de Santiago.

"Los hechos relatados no están incluidos en las materias comprendidas en la investigación para la cual fue designado este ministro", señalan los fundamentos de la resolución de Juan Guzmán.

También indica que "los inculpados en las acciones judiciales, aunque tengan rango militar, no tienen vinculación con los ilícitos por los que eventualmente pudiere responder el encausado Pinochet Ugarte".

Agrega que la mayoría de los delitos mencionados en las querellas, como homicidio calificado, asociación ilícita e inhumación ilegal, "tuvieron su principio de ejecución en territorio jurisdiccional que se encuentra fuera de la competencia de este tribunal".

Tras declararse incompetente, Guzmán remitirá cada querella rechazada al juzgado del crimen al que por jurisdicción debería corresponderle investigar, pero los respectivos jueces no están obligados a aceptar las causas.

Si las rechazan, se produce una "contienda de competencia", que debe ser dirimida por la Corte Suprema.

En el desarrollo del proceso, el juez Guzmán procesó a Pinochet por su responsabilidad como autor -un tribunal superior lo rebajó después a encubridor- de 57 homicidios y 18 secuestros calificados cometidos en 1973 por la llamada "Caravana de la Muerte".

La situación del ex dictador en este caso está pendiente de que la Corte Suprema se pronuncie sobre dos recursos presentados por la acusación contra una decisión de la Corte de Apelaciones que le sobreseyó temporalmente tras considerarlo demente, única causal prevista en la legislación chilena para absolver a un inculpado por razones de salud.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?