Pinochet reaparecerá hoy en público con una nueva estrategia

Busca destacar "logros" de su gobierno
Busca destacar "logros" de su gobierno
(0)
23 de agosto de 2000  

Santiago.- Augusto Pinochet se dispone a reaparecer hoy en público en el marco de una nueva estrategia de imagen orientada a destacar su figura y su etapa de gobierno, al cumplirse 27 años de su nombramiento como comandante en jefe del ejército, tres semanas antes del golpe que lo llevó al poder.

"Está confirmada la presencia del general", indicó una vocera de la Fundación Pinochet, que organizó el acto programado con motivo de la inauguración de un monolito en memoria de casi 500 militares y policías, muertos en ataques "terroristas" durante la dictadura militar, entre 1973 y 1990.

Junto con su reaparición, el ex dictador, de 84 años, a quien la Corte Suprema privó hace dos semanas de su inmunidad parlamentaria, prepara una "Carta a los chilenos", para defenderse de las acusaciones a las que deberá responder ante el juez Juan Guzmán Tapia, adelantaron sus colaboradores.

Los organizadores de la ceremonia anunciaron la presencia de Pinochet el último fin de semana, pero su hijo mayor, Augusto Pinochet Hiriart, advirtió que sufre una afección gripal y no pudo asegurar que pueda concurrir.

El abogado Fernando Barros, que fue vocero de Pinochet durante su detención en Londres, confirmó la nueva estrategia comunicacional, tras una reunión anteanoche de aproximadamente dos horas y media del equipo jurídico del ex dictador, su familia y sus principales asesores.

Barros señaló que, en este nuevo escenario, el coordinador de la defensa de Pinochet será el general retirado Guillermo Garín, ex subcomandante en jefe del ejército.

"La función de Garín es de coordinación. Conoce mucho al senador Pinochet y su entorno y deberá coordinar todas las labores de la defensa jurídica con muchos sectores y personas que quieren aportar ideas e iniciativas", puntualizó.

Barros confirmó la presencia de Pinochet en esa reunión, aunque destacó que sólo estuvo algunos minutos al comienzo, ya que todavía está convaleciente de un resfrío y "está cansado".

El vocero del ex gobernante manifestó que la principal conclusión de la reunión fue la orientación que a partir de ahora seguirán las acciones de la defensa para lograr el respeto al "debido proceso" que consagran la Constitución y las leyes chilenas.

Dolencias físicas

Según este principio, que los abogados de Pinochet han esgrimido desde el comienzo del proceso judicial, el ex gobernante "no puede ser juzgado en Chile", ya que no está en condiciones físicas de dirigir y organizar su defensa.

Los colaboradores y familiares de Pinochet sostienen que esta tesis fue acogida por las autoridades británicas en marzo último, cuando decidieron liberarlo y denegar su extradición a España, donde el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón pretendía juzgarlo por genocidio, torturas y terrorismo.

Durante su detención en Londres, el ex gobernante sufrió dos ataques cerebrales, que sumados a su diabetes, los problemas en la columna, el uso de un marcapasos y de un audífono y otras enfermedades "completa un cuadro de incapacidad procesal", según su equipo de abogados.

Supuestamente, la legislación chilena sólo contempla la inmutabilidad de un acusado si se comprueba un estado de demencia, pero el juez Guzmán dejó abierta, hace dos semanas, la posibilidad de aceptar exámenes físicos al ex dictador, lo que posibilitaría que Pinochet eluda nuevamente a la Justicia por "razones humanitarias".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.