Pinochet rechazó los exámenes mentales