Bolsonaro suma otro militar como ministro en su futuro gabinete

Designó a un exjefe del Estado Mayor en Defensa; dijo que probablemente no asista al G-20
Designó a un exjefe del Estado Mayor en Defensa; dijo que probablemente no asista al G-20 Fuente: AFP - Crédito: Mauro Pimentel
(0)
14 de noviembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro , eligió al general retirado del Ejército Fernando Azevedo e Silva como ministro de Defensa y sumó así a otro militar al gabinete que asumirá el próximo 1º de enero.

El ultraderechista Bolsonaro, capitán retirado y ganador de las elecciones con una plataforma contra la corrupción y por la defensa de la ley, se decantó para el cargo por este exjefe del Estado Mayor del ejército.

"¡Buen día! Comunico a todos el nombramiento del general del ejército Fernando Azevedo e Silva para el cargo de ministro de Defensa", tuiteó Bolsonaro, que viajó ayer a Brasilia para una nueva reunión de su equipo de transición.

Bolsonaro nombró hasta ahora siete ministros, tres de ellos militares. El vicepresidente electo, Hamilton Mourão, es también un general de reserva.

Azevedo e Silva pertenece a un grupo de generales retirados del ejército que respaldaron la candidatura de Bolsonaro precisamente en nombre de la lucha contra la corrupción política en Brasil, un país envuelto en el largo escándalo del Lava Jato, que llevó a la cárcel a prominentes figuras del establishment de la política y los negocios.

Ese grupo de exaltos mandos militares está encabezado por el general retirado Augusto Heleno, a quien Bolsonaro originalmente había nombrado futuro ministro de Defensa. Pero la semana pasada el presidente electo optó por convertir a Heleno en su asesor de seguridad nacional.

Se espera que Bolsonaro nombre al general retirado Oswaldo Ferreira, exjefe del cuerpo de ingenieros del Ejército, ministro de Transporte, en busca de mejorar la deteriorada infraestructura nacional.

El respaldo de los militares y la cantidad de oficiales en retiro en el gabinete de Bolsonaro aumentaron la preocupación acerca del rol desmedido de las fuerzas armadas en el próximo gobierno. Mourão, su futuro vicepresidente, fue destituido del mando en 2015 por criticar al entonces gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) y luego ofreció una defensa pública de las intervenciones militares si los tribunales no castigan a los políticos corruptos.

Bolsonaro se comprometió a respetar la Constitución y las instituciones democráticas, pero sugirió que el ejército desempeñará un papel clave en el respaldo a la policía como parte de una promesa de campaña de persecución y castigo de los delitos violentos y las bandas de narcotraficantes.

Azevedo e Silva sucederá en el cargo a otro general, Joaquim Silva e Luna, primer militar en ocupar el puesto de ministro de Defensa desde la creación de esa cartera, en 1999, que reunió los ministerios de Aeronáutica, Marina y Ejército en una sola dependencia.

Exparacaidista, coincidió con Bolsonaro en la escuela militar Agujas Negras, en Río de Janeiro, en la década de 1970. En 2013 fue nombrado por Dilma Rousseff al frente de la Autoridad Pública Olímpica, a cargo de coordinar los trabajos y preparativos de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

En el marco de la transición, Bolsonaro dijo que probablemente no asista a la cumbre del G-20 en Buenos Aires, a fin de mes, a la que fue invitado por el presidente Michel Temer para acompañarlo. Señaló que aún estaba convaleciente de las heridas provocadas por el atentado que sufrió durante un acto de campaña.

Y mientras continúa el armado de su gabinete, Bolsonaro, famoso por sus frases homofóbicas, sorprendió con la respuesta a un periodista que le preguntó si el futuro canciller sería hombre o mujer: "Puede ser un gay también".

Agencias AFP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.