Plan de la UE para salvar el pacto nuclear con Irán

En plena presión de EE.UU., anunció una línea de crédito a Teherán
(0)
29 de junio de 2019  

VIENA.- Con un mecanismo de ayuda económica, Europa activó ayer un plan para que Irán no abandone el acuerdo por el programa nuclear firmado en 2015, que está en peligro tras la decisión unilateral de Estados Unidos de salir del pacto y que, a su vez, era uno de los temas en discordia en la Cumbre del G-20 , en Osaka.

Sin embargo, al concluir el encuentro en Viena con enviados de los gobiernos de Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania, el vicecanciller y negociador nuclear iraní, Abbas Araqchi, aunque calificó de "positiva" la reunión, dijo que no cree "que el progreso logrado sea considerado suficiente [en Teherán] como para detener el proceso".

Una semana después de que Estados Unidos canceló ataques aéreos contra Irán, diplomáticos dijeron que Teherán está a unos días de superar la cantidad máxima de uranio enriquecido permitido en el acuerdo de 2015 con las potencias mundiales.

Simultáneamente, Estados Unidos advirtió ayer que podría reducir a cero las ventas de petróleo de Irán para obligar al régimen a aceptar un acuerdo más amplio que incluya sus capacidades de misiles e influencia regional. "Sancionaremos cualquier importación de crudo iraní", dijo Brian Hook, representante especial de Estados Unidos sobre Irán. Hook indicó que su país estaba camino de privar a Irán de 50.000 millones de dólares en ingresos petroleros y advirtió a las compañías europeas que debían elegir entre hacer negocios con Estados Unidos o Irán.

En Viena, el gobierno iraní prometió ayer mantener su compromiso de no desarrollar armas atómicas a cambio de que la UE establezca un mecanismo económico para sortear las sanciones norteamericanas.

El encargado de hacer público el resultado de la reunión fue Fu Cong, director político de control de armas del Ministerio de Exteriores de China. "Estamos muy felices de oír que Irán se mantiene en el acuerdo, es muy importante y nos ofrece un camino pacífico por el que continuar hacia adelante", dijo.

Alemania, Francia y Gran Bretaña abrirán a Irán una línea de crédito y esa inyección de capital multimillonaria permitirá poner en marcha un canal de pagos para que las empresas europeas puedan comerciar con Irán en distintos sectores.

Según el diplomático chino, la UE informó en la reunión que ya tiene listo para poner en marcha el Apoyo al Intercambio Comercial (Instex), mecanismo diseñado para suplir el vacío que dejan las sanciones estadounidenses y poder mantener las relaciones comerciales con Irán.

El Instex es un mecanismo europeo para esquivar el bloqueo del Swift, el sistema habitual de transferencias bancarias que las sanciones estadounidenses impiden utilizar con Irán. Algunas fuentes diplomáticas aseguran que la línea de crédito podría ofrecer financiación "de millones de euros", aunque no dieron precisiones sobre la cifra.

Fu expresó su deseo de que la UE abra "lo más rápidamente posible" este mecanismo para que terceros países puedan hacer transferencias, y también señaló que varios de los participantes en la reunión mostraron su deseo e intención de que se "provea a Irán de los beneficios económicos que derivan" del acuerdo de 2015.

Irán amenazó con incumplir varias partes del acuerdo nuclear e incluso abandonar el Tratado de No Proliferación (TNP), que controla el desarrollo de armas atómicas.

Agencias AFP y ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.