Polémica en Alemania por la elección de un joven funcionario neonazi

Fuente: AFP - Crédito: Andreas Arnold
(0)
9 de septiembre de 2019  • 17:51

BERLÍN.- La designación del candidato del Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD) para ocupar el cargo de "Ortsvorsteher" en Waldsiedlung, un puesto similar al de un alcalde en una pequeña localidad alemana, despertó reacciones encontradas entre el arco político de Alemania. La polémica no se encendió solo por la tendencia neonazi del candidato Stefan Jagsch sino también por las circunstancias que lo llevaron al triunfo: fue el único aspirante a ocupar el cargo.

Jagsch contó con los votos de los siete miembros -dos estuvieron ausentes- del plenario municipal, entre los representantes de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), del Partido Socialdemócrata (SPD) y del Partido Liberal Demócrata (FDP).

El candidato de 33 años había aparecido en los medios en 2016 cuando su auto chocó contra un árbol y sufrió heridas graves. Según distintos representantes políticos, Jagsch fue elegido "porque no tenemos a nadie más, especialmente alguien que sepa usar computadoras y pueda enviar correos electrónicos".

Controversia

En este contexto, la presidenta de distrito de la CDU en Wetterau, Lucia Puttrich, y el titular de la CDU en Altenstadt, Sven Müller-Winter, expresaron en una declaración conjunta su "horror e incomprensión absoluta", y admitieron que participaron en la elección dos miembros del actual consejo consultivo local que se incorporaron en los últimos comicios municipales "a través de la lista de la CDU". Puttrich confió que los tres partidos tradicionales presentaron una moción para suplantar a Jagsch

En tanto, el secretario general de los socialdemócratas, Lars Klingbeil, pidió la anulación de las elecciones. "El SPD tiene una actitud muy clara: ¡No cooperamos con los nazis! Nunca", publicó en su cuenta en Twitter.

El representante de los conservadores locales, Norbert Szielasko, quien votó a favor de Jagsch, destacó la independencia del consejo asesor y acentuó que el puesto se encontraba vacante desde hacía varias semanas.

Marco Buschmann, vocero del FDP en el parlamento alemán, dijo que la elección fue "doblemente mala". "En primer lugar, que los demócratas voten por una persona así; en segundo lugar, que ningún candidato democrático haya estado dispuesto a asumir este cargo", opinó.

Waldsiedlung es una localidad cercana a Frankfurt, que tiene alrededor de 2600 habitantes. Depende de la administración de Altenstadt, un municipio que duplica su peso demográfico, ya que cuenta con 12.000 residentes.

Agencias ANSA y Télam

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.