Polémica en Montevideo por la entrega a Cristina Kirchner de las llaves de la ciudad