Polémica en España: quieren cámaras de video en colegios para evitar abusos

En los últimos meses, se constató un "aumento preocupante" de los casos que tienen a los menores como víctimas
En los últimos meses, se constató un "aumento preocupante" de los casos que tienen a los menores como víctimas Fuente: Archivo
Silvia Pisani
(0)
10 de septiembre de 2019  • 13:05

MADRID.- Pese a los esfuerzos por resolverlos en España, las cifras oficiales indican que los delitos sexuales contra menores "aumentan", por lo que las autoridades propusieron la instalación de cámaras de vigilancia en aulas y despachos de colegio.

En los últimos meses, la Fiscalía de Estado constató un "aumento preocupante" de los casos de abuso sexual que tienen a los menores como víctimas.

Muchas veces la demora en advertir lo que ocurre lleva a la eliminación de indicios

"Es inquietante y preocupante", sostuvo la Fiscalía al precisar un incremento del 33 por ciento en las intervenciones por abuso sexual contra menores y del 43 por ciento en el caso de abusos perpetrados por adolescentes, en la mayoría de los casos "con acciones grupales".

Veracidad de las denuncias

Para la autoridad encargada de velar "por los derechos de todos", se hace difícil comprobar la veracidad o no de las denuncias.

"Muchas veces la demora en advertir lo que ocurre lleva a la eliminación de indicios" que hacen imposible la comprobación judicial.

La falta de pruebas deja "sin castigo" a delincuentes, a la vez que perjudica con "sospechas" a quienes son denunciados y carecen de medios para demostrar que no son culpables.

Por todo eso, abrió la puerta a la posibilidad de que se cámaras de vigilancia en espacios educativos, ya que "buena parte" de los abusos se producen en el entorno de la familia o en el escolar.

Rechazo masivo

La idea cayó mal en todos los ámbitos. Los gremios educativos la rechazaron por entender que "pone bajo sospecha a todos los profesores y maestros" de un modo injusto.

"Meter una cámara en un aula coarta la libertad de alumnos y profesores", sostuvo Juan Carlos Gómez, de la central sindical Comisiones Obreras (CCOO) , al anticipar un "rechazo total" a la propuesta.

Pone bajo sospecha a todos los profesores y maestros de un modo injusto

Otro tanto sostuvo la Ministra de Educación en funciones, Isabel Celáa. "La idea es una barbaridad, una exageración", dijo, quien es también vocera en funciones del gobierno.

Antecedentes

A modo de antecedentes, se mencionó que algunos colegios privados de Madrid ya cuentan con esa instalación y que se trata de algo bastante común en instituciones educativas de los Estados Unidos.

"Es verdad que en Estados Unidos es algo frecuente, pero ni siquiera sirve para frenar las matanzas" que a veces tienen por escenario las instituciones educativas de ese país, advirtió Gómez.

Polémica

El debate levantó polvareda en esta ciudad. El Ministerio Fiscal lo propuso a modo de sugerencia y luego de constatar "las dificultades probatorias" en casos de violaciones, abusos y delitos de orden sexual cometidos en grupo. Pero la idea pareció quedarse en eso.

Nadie, hasta ahora, la defendió como adecuada.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.