"Por amor de Dios, hombre, ¡váyase!"