Por la crisis, Erdogan pierde en las grandes ciudades

El partido oficialista AKP fue derrotado en Ankara; en Estambul también, pero aún no reconoció el resultado
(0)
2 de abril de 2019  

ESTAMBUL.- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sufrió ayer un duro revés, inédito en 16 años de poder. Su partido, Justicia y Desarrollo (AKP), perdió en Ankara y Estambul, las dos principales ciudades de Turquía, en las elecciones municipales, según los resultados oficiales difundidos ayer.

De todos modos, el oficialismo no aceptó la derrota en Estambul y la oposición mantuvo cautela.

Estos comicios, en los que los turcos eligieron a sus alcaldes, concejales municipales y jefes de barrio ("muhtar"), representaron un test para Erdogan.

El presidente buscó evitar un voto castigo al AKP, en un momento en que el país atraviesa una tormenta económica, con altas tasas de inflación y desempleo.

Aunque el partido de Erdogan consiguió a nivel nacional 44,31% de los votos, la oposición ganó en Ankara, Estambul y Esmirna.

En Estambul las autoridades electorales concluyeron el escrutinio provisional con una diferencia de 0,28% y 23.945 votos a favor del candidato opositor Ekrem Imamoglu. Anoche tanto Imamoglu, de la principal fuerza opositora, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), como el ex primer ministro y candidato del oficialismo, Binali Yildirim, se habían declarado ganadores.

La ciudad de Estambul es, sin duda, la más poblada y económicamente más importante; viven 10 de los 57 millones de electores turcos y genera el 30% del PBI nacional.

Estambul es además la joya de la corona de Erdogan, de la que fue alcalde y que ha convertido en escaparate de sus proyectos de infraestructura.

Lejos de poner fin a la disputa, el anuncio de las cifras oficiales finales marcó el inicio de un reclamo legal del AKP, que ahora llevará el tema ante el Consejo Supremo Electoral.

"Hay 31.136 urnas de votación (en Estambul). Si hay un voto inválido en cada una de ellas, eso suma 31.136 votos en total, lo que es mucho más que la diferencia" que existe entre los dos candidatos, advirtió Yildirim, y recordó que ya fueron contabilizados 315.000 votos inválidos en el escrutinio provisional.

El CHP por ahora mantiene la cautela y espera que se termine hoy el período habilitado para presentar reclamos ante el Consejo Supremo Electoral. Una vez que eso suceda, esperan que el máximo órgano electoral los declare definitivamente como ganadores.

"Hubo quejas sobre algunas urnas. Legalmente, el partido que hace el reclamo debe demostrar una razón válida para reabrir cada urna. Por lo tanto, el número de urnas que serán contadas de nuevo es limitado", explicó a la cadena de noticias Al Jazeera un diputado de CHP y veterano abogado, Sezgin Tanrikulu.

"El gobierno deberá respetar los resultados", advirtió, casi anticipando una lucha política por una ciudad que supo ser bastión del oficialismo y que gobernó el propio presidente Erdogan como alcalde entre 1994 y 1998, antes de convertirse en jefe del gobierno nacional.

Mientras el oficialismo pone ahora toda su energía en conservar Estambul, ya da por perdida la capital, Ankara, otro de sus bastiones; dos urbes mediterráneas, Adana y la turística Antalya, y la tercera ciudad del país, Esmirna, un distrito que la oposición logró conservar.

El oficialismo dirigido por Erdogan ganó a nivel nacional por 44,31% frente a 30,11% del CHP, es decir, una diferencia de unos 6,5 millones de votos, según el portal del diario local Hurriyet.

Sin embargo, las derrotas en Ankara y posiblemente también en Estambul desnudaron lo que ya venían advirtiendo las encuestas: la clase media urbana rechaza la gestión económica de Erdogan.

Anoche, el presidente reconoció este creciente malestar social en una conferencia de prensa en Estambul y prometió reformas económicas, aunque no dio hizo ningún anuncio concreto.

Agencias AFP y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.