Por la crisis, Santos pone a prueba su diplomacia

Laura Barros
(0)
30 de agosto de 2015  

BOGOTA.- Cinco años después de estrenarse en el gobierno con la reanudación de relaciones con Venezuela, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afronta la primera gran crisis con Caracas, que ha puesto a prueba su diplomacia y la capacidad de respuesta de organismos como la OEA y la Unasur.

Durante el tiempo que lleva en el poder, el mandatario colombiano ha sabido mantener el equilibrio en las siempre volátiles relaciones con Venezuela, primero con Hugo Chávez y luego con el sucesor de éste, Nicolás Maduro, con quien ahora traba un pulso por la política fronteriza.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2219 kilómetros con una gran dinámica comercial y de circulación de personas, pero en la que también son palpables fenómenos que ponen en riesgo la buena vecindad, como el contrabando de nafta y alimentos principalmente, el tráfico de drogas y la presencia de grupos armados ilegales.

Con el argumento de combatir el contrabando y a supuestos paramilitares, Maduro ordenó el pasado 19 de agosto el cierre del paso fronterizo entre Cúcuta (Colombia) y San Antonio del Táchira (Venezuela). Esta decisión ha puesto a prueba la diplomacia de Santos y su pretendido liderazgo regional. La indignación nacional provocada por las imágenes de centenares de colombianos pobres, de todas las edades, que cruzaban con sus enseres a cuestas el río Táchira, ha obligado al jefe de Estado colombiano a endurecer su discurso.

Deterioro

El incumplimiento de los pocos acuerdos alcanzados llevó a Santos a convocar a su embajador en ese país, Ricardo Lozano, lo que confirmó el deterioro de la relación con Maduro, que también llamó a Caracas a su embajador, Iván Rincón.

Atrás quedaron los anuncios del 10 de agosto de 2010, cuando Santos, en un gesto inesperado tres días después de asumir la presidencia, hizo las paces con Chávez y reanudó las relaciones con Venezuela, rotas por Caracas un mes antes, en las postrimerías del gobierno de su antecesor, Álvaro Uribe. En aquel entonces, Santos definió a Chávez como su "nuevo mejor amigo", un comentario que todavía le genera críticas debido a la desconfianza existente entre Bogotá y Caracas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.