Por la llegada de musulmanes, más holandeses buscan emigrar