Por primera vez, Puerto Rico no cumplió con su pago de deuda

Ya desde la pasada semana el gobierno había adelantado la posibilidad de que este abono no se hiciera debido a la escasez de efectivo, en medio de una crisis financiera
(0)
3 de agosto de 2015  • 18:14

El gobierno de Puerto Rico entró formalmente hoy en situación de impago de una parte de su deuda al no hacer el desembolso de 57 millones de dólares que debía abonar a las obligaciones contraídas por una de sus corporaciones. Mientras tanto, la creciente crisis financiera de acelera el éxodo de residentes a Estados Unidos.

La determinación afectó la deuda de la Corporación para el Financiamiento Público, una entidad gubernamental creada para obtener dinero para obra pública y cuyo débito se supone se pague mediante asignaciones específicas que hace para ello la Asamblea Legislativa.

Este año dicha asignación no fue incluida por la Asamblea Legislativa en el Presupuesto General de gastos, por lo que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), que es el responsable de tramitar el pago, informó que no le sería posible realizarlo.

El gobierno central tuvo la opción, como se hizo en el pasado con pagos similares, de utilizar fondos de otras partidas para cubrir esa deuda. Pero no lo hizo esta vez, con el argumento de que su situación de falta de liquidez o de flujo de efectivo le impediría asumir dicho pago sin afectar servicios que debe ofrecer a la ciudadanía.

Ya desde la pasada semana el gobierno había adelantado la posibilidad de que este pago no se hiciera debido a la escasez de efectivo. "Nuestra intención es cumplir con nuestras obligaciones. Eso va a atado a que tenemos como primera instancia que proteger los servicios esenciales que les damos a los ciudadanos y establecer prioridades. En la medida en que podamos cumplir con las obligaciones lo haremos, en la medida que no, estamos intentando lograr una reestructuración de los términos de pago de la deuda para cumplir con ella", declaró en esa ocasión el secretario de la gobernación, Victor Suárez.

El gobierno de Puerto Rico cumplió, sin embargo, con otros pagos, tales como la deuda que vencía también hoy del propio Banco Gubernamental de Fomento (BGF) por 169 millones, las aportaciones a deudas emitidas por los sistemas de retiro y sigue separando el dinero para cubrir aquella deuda que está respaldada por el cobro del impuesto al consumo.

También se incluyó en el presupuesto la partida específica para el pago de la deuda que corresponde al gobierno central.

Argumentan los portavoces gubernamentales que la deuda de la Corporación para el Financiamiento Público tiene como única garantía la asignación que haga la Asamblea Legislativa ya que la misma, según se contrató, no está garantizada por el crédito del gobierno central, por lo que este último no está obligado con su pago.

Hoy Suárez negó que se esté negociando con los acreedores de esta deuda en particular, y reiteró que los planes del gobierno de Puerto Rico son iniciar una negociación formal con todos sus acreedores tan pronto tenga listo su "Plan de Ajuste Fiscal y Económico a Largo Plazo", que debe completarse a fines del presente mes.

"El planteamiento es que nosotros tenemos que terminar el trabajo del Plan de Ajuste Fiscal y Económico a Largo Plazo para continuar los trabajos de renegociación de deuda de los distintos acreedores. Estamos bien activos trabajando en la realización de ese plan y esperamos tenerlo a fines de este mes", sostuvo.

"Los distintos acreedores se van a tratar de manera independiente y vamos a ver qué ocurre con cada uno de los acreedores. Dependerá de la disponibilidad de los distintos acreedores a trabajar según se vaya trabajando el plan de ajuste fiscal", insistió.

Este pago venció realmente el 1 de agosto, pero por ser día sábado y según dispone el contrato, el vencimiento fue hoy.

Agencia DPA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.