Suscriptor digital

Por qué los rifles del asesino tenían referencias del supremacismo blanco

Los rifles del atacante, con varias inscripciones
Los rifles del atacante, con varias inscripciones Fuente: Reuters
(0)
15 de marzo de 2019  • 11:52

AUCKLAND.- El atacante de dos mezquitas en la ciudad neocelandesa de Christchurch durante las oraciones del viernes mató a 49 personas con rifles cubiertos con inscripciones de la supremacía blanca, mientras escuchaba una canción que glorificaba a un criminal de guerra serbobosnio.

Esos detalles resaltan las creencias tóxicas del australiano Brenton Tarrant, detrás de una masacre en vivo sin precedentes en el país oceánico, que la primera ministra Jacinda Ardern llamó "uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda".

Parte del material publicado por el asesino se asemeja al discurso de odio en los rincones más oscuros de Internet.

Música

La banda sonora del tirador mientras conducía hacia la mezquita incluía una melodía que suena optimista y que oculta sus raíces en un destructivo conflicto nacionalista y religioso europeo. La canción nacionalista serbia de la guerra de 1992-1995 que desgarró a Yugoslavia glorifica a los combatientes serbios y al líder político serbobosnio Radovan Karadzic, que está encarcelado en el tribunal de crímenes de guerra de las Naciones Unidas en La Haya por genocidio y otros crímenes de guerra contra los musulmanes bosnios.

Un video de YouTube de la canción muestra a prisioneros musulmanes demacrados en campamentos dirigidos por serbios durante la guerra. "Cuidado con los Ustashas y los turcos", dice la canción, utilizando términos bélicos y despectivos para croatas y musulmanes bosnios. La Ustacha fue una organización terrorista basada en el racismo religioso? nacionalista croata, aliada del nazismo.

Cuando Tarrant regresó a su auto después de la masacre, la canción "Fire", de la banda de rock inglesa "The Crazy World of Arthur Brown", puede escucharse a todo volumen desde los parlantes. "¡Soy el Dios del infierno!", se escucha, mientras el joven australiano se retira del lugar.

Símbolos

Por lo menos dos rifles usados en el tiroteo contenían referencias a Ebba Akerlund, una niña de 11 años que murió estrangulada en Estocolmo en abril de 2017 por Rakhmat Akilov, un uzbeko de 39 años. La muerte de Akerlund se recuerda en el manifiesto de Tarrant, publicado en online, como un evento que llevó a su decisión de librar una guerra contra lo que él percibe como enemigos de la civilización occidental.

El atacante, Brenton Tarrant
El atacante, Brenton Tarrant Crédito: Facebook

El número 14 también se ve en los fusiles del atacante. Puede referirse a "14 palabras", que según el Southern Poverty Law Center es un eslogan de la supremacía blanca vinculado al Mein Kampf ( Mi lucha) de Adolf Hitler. También usó el símbolo de Schwarze Sonne, o sol negro, que "se ha convertido en sinónimo con innumerables grupos de extrema derecha ", según el centro, que controla a los grupos de odio.

Además, las fotos de una cuenta de Twitter -ahora eliminada y asociada con el atacante- coinciden con el armamento visto en su video transmitido en vivo. Allí hay una referencia a "Viena 1683", el año en que el Imperio Otomano sufrió una derrota en la Batalla de Kahlenberg. "Acre 1189" es una referencia a las Cruzadas, y también está escrito en las armas.

Cuatro nombres de los legendarios serbios que lucharon contra los 500 años de gobierno de los otomanos en los Balcanes, escritos en el alfabeto cirílico, también se ven en los rifles del Tarrant.

El nombre de Charles Martel, a quien el Southern Poverty Law Center dice que los supremacistas blancos reconocen "al salvar a Europa al derrotar a una fuerza musulmana invasora en la batalla de Tours en 734", también estaba en las armas. También llevaban la inscripción "Malta 1565", una referencia al Gran Sitio de Malta, cuando los malteses y los Caballeros de Malta derrotaron a los turcos.

Agencia AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?