Por temor a Estado Islámico, Turquía construye muro en la frontera con Siria

El gobierno lanza un conjunto de mejoras por 83 millones de dólares para evitar el ingreso de milicianos, después del atentado del lunes último; tiroteos entre el Ejército turco y los jihadistas dejaron hoy por lo menos dos muertos
(0)
23 de julio de 2015  • 13:10

ANKARA.- Turquía está construyendo un muro a lo largo de la frontera con Siria, al tiempo que refuerza la alambrada y excava más zanjas tras un ataque suicida con bomba de Estado Islámico que esta semana mató a 32 estudiantes en una ciudad fronteriza.

El aliado de la OTAN ha expresado desde hace tiempo su preocupación por la frontera con Siria, que en algunas partes linda con zonas controladas directamente por el grupo jihadista.

El ataque suicida del lunes último en Suruc, en el sureste del país, contra un grupo de kurdos, que dejó 32 muertos, aumentó los temores de que el conflicto sirio pueda tener consecuencias en territorio turco.

Un funcionario de alto rango del Gobierno de Ankara dijo a la agencia Reuters que un muro modular de 150 kilómetros, que puede descomponerse por partes y volver a colocarse en otra parte, se instalará a lo largo de dicha zona de la frontera, mientras que en otras partes se reforzarán las cercas de alambre.

Asimismo, se instalarán focos en un tramo de 118 kilómetros, al tiempo que se reformarán las rutas para patrullar, un conjunto de mejoras que supondrían un costo de 230 millones de liras turcas (83 millones de dólares), dijo el funcionario.

Las Fuerzas Armadas también están cavando una zanja de 365 kilómetros de largo en la frontera y desplegaron cerca del 90 por ciento de sus aviones no tripulados y de reconocimiento en las zonas limítrofes con Siria, dijo el Ejército.

Las fuerzas armadas turcas ya han aumentado la seguridad en la frontera en las últimas semanas, después de que se intensificó el conflicto que enfrenta en Siria a combatientes kurdos, islamistas y el Ejército de Damasco.

Alrededor de la mitad de todos los vehículos armados que patrullan la frontera turca se concentra en la parte que limita con Siria, dijo la fuente.

Del mismo modo, la mitad de los 40.000 militares que custodian las fronteras de Turquía -incluidas las zonas limítrofes con Irak, Irán, Armenia, Georgia, Grecia y Bulgaria- está ahora en la frontera con Siria.

Tiroteo y muertes

En este contexto, un soldado turco murió hoy y otros cinco resultaron heridos al ser tiroteados en la frontera de Turquía con Siria, desde el lado del país vecino.

El incidente tuvo lugar en la provincia de Kilis, fronteriza con una zona dominada por grupos armados de la oposición siria, entre ellos Estado Islámico.

Acto seguido, los militares turcos respondieron al ataque y el tiroteo continúa en la zona, agregó el gobernador local, Suleyman Tapsiz. Un miliciano de Estado Islámico murió en esos ataques.

"Los enfrentamientos siguen", dijo el gobernador. Por el momento Ankara niega que su ejército haya cruzado la frontera.

Ayer, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), ilegalizado en Turquía, se atribuyó la muerte de dos policías en Ceylanpinar, en la provincia de Sanliurfa, fronteriza con Siria.

El PKK señaló que se trataba de un acto de venganza por el atentado del lunes. El partido kurdo alegó que los funcionarios asesinados colaboraban con Estado Islámico (EI), a la que se atribuye el atentado.

Agencias Reuters, EFE, DPA y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.