Portazo de Trump: dejó la cumbre de la OTAN molesto por un video polémico

Trump, ayer, al retirarse del escenario de la foto oficial de la cumbre, en Watford
Trump, ayer, al retirarse del escenario de la foto oficial de la cumbre, en Watford Fuente: AP
Se fue antes del cierre del encuentro en Watford luego de que se filtrara una conversación informal entre Trudeau, Johnson, Rutte, Macron y la princesa Ana, en la que parecían burlarse del magnate
Luisa Corradini
(0)
5 de diciembre de 2019  

PARÍS.- Las conferencias internacionales nunca terminan bien con Donald Trump. Y esta vez no fue la excepción. El presidente norteamericano no esperó ayer el fin de la cumbre de la OTAN en Londres para regresar a su país, indignado por un video donde otros líderes occidentales parecían burlarse de él.

Al término de una primera jornada maratónica, donde el jefe de la Casa Blanca había distribuido -como es su costumbre- buenos y malos puntos a los otros 28 miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), todos esperaban que el ambiente fuera mucho más distendido anteanoche en los salones del Palacio de Buckingham, y que la cumbre concluyera ayer sin tropiezos.

Solo unos pocos segundos debían ser difundidos de ese cóctel ofrecido por la reina Isabel II para celebrar los 70 años de la Alianza Atlántica. Pero unas imágenes robadas transformaron la cita en psicodrama y provocaron la furia de Trump, sobre todo, contra el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a quien calificó de "hipócrita".

Ese video muestra a Trudeau; al premier británico, Boris Johnson; al holandés, Mark Rutte; al presidente francés, Emmanuel Macron, y a la princesa Ana de Inglaterra hablando sobre las interminables conferencias de prensa que suele mantener el presidente de Estados Unidos.

-¿Es por eso que llegaste tarde?-le pregunta Johnson a Macron, que acababa de reunirse con Trump y de responder pacientemente a la prensa.

-Llegó tarde porque se tuvo que aguantar 40 minutos de conferencia de prensa -responde Trudeau, riendo.

De espaldas, Macron parece contar una anécdota, pero sus palabras son inaudibles.

-¡Oh sí, sí, lo anunció! Deberían haber visto a los miembros de su equipo boquiabiertos -agrega el primer ministro de Canadá.

Las imágenes, descifradas por la cadena canadiense CBC, dieron la vuelta al mundo, y fueron interpretadas como el símbolo de un presidente norteamericano aislado y objeto de burla de sus aliados, en momentos en que pesa sobre él la amenaza de la destitución, cuando falta menos de un año para las elecciones que deberían renovar su mandato.

La humillación fue demasiado grande para Trump, que, después de la reunión cumbre de Watford, en los suburbios de Londres, calificó a Trudeau de "hipócrita".

"Es un buen tipo. Pero es así. La verdad es que le llamé la atención porque no paga el 2% [del PBI en defensa preconizado por la OTAN] e imagino que no le gustó", declaró.

La princesa Ana, Rutte, Trudeau, Macron y Johnson, en el diálogo del video
La princesa Ana, Rutte, Trudeau, Macron y Johnson, en el diálogo del video Fuente: Reuters

Aunque después consiguió bromear sobre el episodio, riéndose de él mismo cuando calificó a Trudeau de "hipócrita", su contrariedad lo llevó a anular su conferencia de prensa prevista para el fin de la cumbre y decidió regresar a Washington de inmediato. "Cuando las reuniones terminen regresaré enseguida a Washington. No habrá conferencia de prensa final. Ya hemos hecho demasiadas en estos dos días", dijo.

Trudeau intentó de su lado poner buena cara al mal tiempo, al confirmar que en el video se había referido, en efecto, a su reunión con Trump. Agregó que el anuncio que había sorprendido a los colaboradores de Trump fue la organización del próximo G-7 en la residencia gubernamental de Camp David, en el estado de Maryland, y no en su club de golf de Palm Beach, como lo había decidido en un momento.

"Estaba feliz de contarles eso", explicó, y agregó que tenía "una muy buena relación" con el jefe de la Casa Blanca.

A pesar de los numerosos sobresaltos diplomáticos, la cumbre de la OTAN logró publicar una declaración final que, en resumen, afirma: "Para mantener nuestra seguridad, debemos mirar juntos hacia el futuro". El texto reconoce los "desafíos" planteados por China y Rusia, y llama a adoptar "una acción más enérgica" contra el terrorismo.

Aunque ninguno de sus 29 miembros pone en duda el futuro de la Alianza, existen serios desacuerdos sobre la reciente operación militar de Turquía en el norte de Siria contra los kurdos, aliados de los occidentales en el combate contra los terroristas de Estado Islámico (EI). También hay divergencias sobre el nivel de gasto militar que deben asumir los miembros.

Esas diferencias salieron a la luz el primer día de la cumbre, cuando Trump consideró "insultantes" las declaraciones de Macron, que había calificado a la OTAN en "estado de muerte cerebral" y reprochó a Estados Unidos su creciente "desinterés" por la organización. Las relaciones entre ambos hombres se han deteriorado recientemente, en medio de amenazas mutuas de aumento de impuestos y guerra comercial.

Fundada en 1949 por 12 países, la OTAN cuenta ahora con 29 miembros que convierten la unidad del bloque en un proceso cada vez más difícil. Turquía es el ejemplo perfecto de esa dificultad. Antes de dejar Londres, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que su país se opondría al plan de defensa para los países bálticos y Polonia contra la amenaza rusa, si la organización no declara "terroristas" a los combatientes kurdos del norte de Siria.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró después que la Alianza había podido "resolver" el desacuerdo con Turquía y que los planes de defensa seguirían su curso. A su juicio, "la OTAN es la alianza más exitosa de la historia, porque fue capaz de cambiar a medida que el mundo cambió".

El anfitrión Johnson también intentó poner paños fríos a las divisiones. Al comienzo de las deliberaciones en Watford llamó a la OTAN "un escudo gigante de solidaridad" que protege a casi 1000 millones de personas. "Mientras nos mantengamos unidos -concluyó-, nadie logrará derrotarnos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.