Powell insistió en que Irak produce armas de destrucción masiva

(0)
5 de febrero de 2003  • 13:20

NACIONES UNIDAS.- El secretario de Estado de los Estados Unidos, Colin Powell, mostró hoy ante Naciones Unidas fotos de satélite y conversaciones entre oficiales iraquíes que, en su opinión, demuestran que Irak miente y no tiene intención de desarmarse.

Powell aseguró ante el Consejo de Seguridad de la ONU que Irak ha destruido documentos sobre la presencia de armas de destrucción masiva en su territorio y mostró fotos de satélite que demuestran que Irak esconde esas armas.

"Saddam Hussein y su régimen están escondiendo sus esfuerzos por producir más armas de destrucción masiva", denunció Powell.

En ese sentido informó que Irak tiene la capacidad de producir el virus de la viruela para uso en armas biológicas.

Conversaciones secretas e imágenes satélitales

El secretario de Estado ofreció extractos de dos conversaciones entre altos funcionarios iraquíes en las que se mencionan órdenes para "limpiar" instalaciones militares antes de la visita de los inspectores de la ONU.

"Lo hemos evacuado todo. No nos hemos dejado nada", se dicen los oficiales iraquíes en una conversación captada por los EE.UU. y presentada como prueba por Powell.

Según EEUU, la grabación fue realizada el 26 de noviembre último, y en ella se habla de la próxima llegada de los inspectores de armas de la ONU, y el coronel tranquiliza al general cuando le dice: "Hemos evacuado todo".

Asimismo, Powell mostró fotografías tomadas por satélite en la que se muestran depósitos de armas químicas cerca de Taji.

Afirmó que los almacenes son de armas químicas porque las imágenes ampliadas muestran una señal de advertencia en las afueras de uno de los depósitos, así como la presencia de guardias especiales y un equipo de descontaminación.

Otra imagen, tomada el 22 de diciembre último, cuando llegaron los inspectores de la ONU, muestra que esa instalación había sido evacuada.

Además, Powell dijo que una unidad de misiles ha dispersado vehículos lanzadores y ojivas por bosques de palmeras en la región oeste de Irak, a fin de evitar su detección.

También acusó a Saddam Hussein de prohibir que los científicos iraquíes dieran su testimonio a los inspectores, y citó numerosas prácticas en ese sentido.

Al comienzo de su intervención, Powell explicó que la resolución 1441, aprobada unánimemente por el Consejo de Seguridad de la ONU el 8 de noviembre, representa una "última oportunidad" para Irak de desarmarse y, advierte de que, de no hacerlo, afrontará "serias consecuencias".

Los presentes

La reunión está presidida por el ministro alemán, Joschka Fischer, ya que su país tiene este mes la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de la ONU.

Participan del encuentro doce ministros de Exteriores, además del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y los jefes de los inspectores de desarme de la ONU en Irak, Hans Blix y Mohamed El-baradei.

Reunión crucial

Con esas pruebas y medios, Powell intenta convencer a una audiencia escéptica, ya que de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, once -entre ellos Rusia, China y Francia, que son miembros permanentes y con derecho a veto- han manifestado su firme apoyo a que continúen las inspecciones y a resolver la crisis de forma pacífica.

En los Estados Unidos, los medios de comunicación ven la reunión de hoy como crucial y dan casi por seguro que será un paso adelante hacia la guerra.

Mientras tanto en las calles próximas a la ONU se han desplegado unidades especiales de la Policía de Nueva York, aunque la seguridad es menos notoria que en otras ocasiones y ni tan siquiera se ha cortado al tránsito la primera Avenida, que habitualmente es cerrada cuando hay una reunión de alto nivel.

Fuente: AP y EFE

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.