Preocupa a EE.UU. el "hostigamiento" a Globovisión

El Senado norteamericano le pidió a Caracas que respete a "los medios independientes"
(0)
27 de mayo de 2009  

WASHINGTON.- En una muestra de la creciente tensión con el gobierno de Hugo Chávez, el Senado de Estados Unidos, dominado por el Partido Demócrata, dijo ayer que "observará la situación" en Venezuela tras el "hostigamiento" de Caracas al canal de televisión Globovisión.

Frederick Jones, vocero del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, que preside el senador demócrata y candidato presidencial en 2004, John Kerry, consideró que la situación con la prensa en Venezuela es "preocupante".

El comité "observará la situación", ya que la ofensiva de Chávez contra el canal "está fuera de la ley", añadió. Sin embargo, por ahora, el comité no prevé tomar ninguna otra iniciativa. Por su parte, Kerry emitió un comunicado en el que consideró que "el hostigamiento contra Globovisión por parte del gobierno venezolano es sumamente preocupante".

El gobierno de Chávez acusó a Globovisión de "terrorismo mediático" y de difundir un "discurso de odio" con "fines desestabilizadores" después de que la cadena retransmitió una noticia sobre un sismo antes de que se produjera la información oficial.

En el comunicado, Kerry lamentó también el "acoso" de Chávez a Globovisión y consideró "inaceptable" el allanamiento de la casa del presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga. Se trató de una referencia al operativo realizado el viernes pasado en la vivienda de Zuloaga, en el que se secuestraron 24 automóviles, en un procedimiento policial que la emisora definió como "ilegal y violento". Según Kerry, estas acciones "son una muestra del esfuerzo para intimidar a un canal de noticias independiente por informar sobre asuntos que contravienen al presidente Chávez".

Globovisión afronta tres procesos administrativos abiertos por el ente estatal Conatel, que acusa al canal de haber violado normas sectoriales. Esas investigaciones podrían acarrearle sanciones que van desde el cierre durante 72 horas hasta el retiro de la concesión.

Las críticas del Senado norteamericano se produjeron un día después de la denuncia del periodista peruano Alvaro Vargas Llosa, que afirmó que fue retenido a su llegada al aeropuerto de Caracas, donde las autoridades migratorias se negaron a devolverle su pasaporte. Según declaró, recién pudo salir de la terminal tres horas después de su arribo a la ciudad, luego de que se le prohibió hacer declaraciones de carácter político en el país.

El periodista, hijo del escritor Mario Vargas Llosa, prevé participar en un foro sobre libertad económica y democracia, que Chávez también calificó de "desestabilizador".

En Bogotá, antes de dirigirse a Caracas para participar de ese foro, Mario Vargas Llosa dijo ayer que su hijo se encontraba bien, "rodeado de buenos amigos venezolanos".

Mientras tanto, Chávez dijo ayer que romperá su propio récord (ocho horas y 15 minutos) al frente de su programa de radio y televisión Aló Presidente al anunciar que esta semana durará cuatro días: desde el jueves 28 hasta el domingo 31. "Vayan preparándose[...]. Será por capítulos, como una telenovela", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.