Preocupa la seguridad del "héroe anónimo"