Presión de Kerry por un pacto entre Israel y los palestinos

A pesar del pesimismo que impera entre las partes, advirtió que sus líderes deben adoptar pronto "decisiones difíciles"
(0)
3 de enero de 2014  

JERUSALÉN.- En medio de un clima de profundo pesimismo, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, elevó ayer la presión sobre Israel y los dirigentes palestinos al inicio de su décima visita a la región, en un nuevo intento por hacer avanzar las estancadas negociaciones de paz entre ambas partes.

Antes de reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Kerry advirtió que "muy pronto, en las próximas semanas", los líderes israelíes y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) "deberán adoptar decisiones difíciles", en el marco de las negociaciones.

A la histórica desconfianza que mantienen las partes en este conflicto territorial de más de medio siglo se suman los ataques de palestinos provenientes desde Gaza y la atención de los israelíes en la agonía del ex primer ministro Ariel Sharon tras ocho años en coma (ver aparte).

El jefe de la diplomacia norteamericana emprenderá una maratón de reuniones durante los cuatro días que permanecerá en Medio Oriente, donde buscará encontrar un escaso terreno común entre los funcionarios israelíes y palestinos y volcarlo en un "acuerdo marco" que evalúe los asuntos centrales de un conflicto que abra la puerta para la formación de una Palestina independiente.

Apenas llegada a Israel, la delegación norteamericana no esperaba buenos pronósticos de este nuevo esfuerzo diplomático. Netanyahu le expresó ayer a Kerry sus dudas sobre el "compromiso" palestino para un acuerdo de paz. "Vistas las acciones y las palabras de los líderes palestinos, en Israel tenemos dudas de que estén comprometidos con la paz", sostuvo, parado junto a Kerry.

"Paz significa reconocer a Israel como Estado del pueblo judío. [Mahmoud] Abbas debe condenar el terror y abrazar la paz", agregó el premier, en referencia a que el líder palestino abrazó a "terroristas" como si fueran héroes cuando recibió a los presos palestinos liberados de una cárcel israelí. "Glorificar a los asesinos de mujeres y hombres inocentes como si fueran héroes es indignante", dijo Netanyahu.

El líder israelí -jefe del partido derechista Likud, que siempre receló del proceso de paz iniciado por los laboristas- insistió en que Abbas no condenó los recientes ataques contra Israel y acusó a la ANP de continuar su "incesante incitación contra el Estado de Israel". Además, consideró que debe guiar a los palestinos hacia la reconciliación y la paz, que, según dijo, está dispuesto a llevar a cabo.

Sin entrar en la polémica, Kerry elogió a ambos líderes -Abbas lo recibirá hoy en Ramallah- y se mostró confiado, pese a las complejas aristas que tiene el conflicto territorial.

"Estamos comprometidos en las negociaciones desde hace cinco meses. Es un proceso largo y complejo, pero no es una tarea imposible", dijo Kerry, que este mes cumplirá un año en el cargo.

El acuerdo marco que presentará Kerry abordará la cuestión de Jerusalén, las fronteras, los refugiados, la seguridad, el reconocimiento mutuo y el fin del conflicto, así como la renuncia a reclamos futuros.

El objetivo final es la solución del conflicto mediante la creación de un Estado palestino independiente que viva en paz junto a Israel.

Pero las negociaciones enfrentan varias dificultades, como el rechazo que provoca entre los palestinos la permanente construcción de asentamientos por parte de Israel y una disputa sobre el valle del Jordán.

Los círculos derechistas del gobierno israelí intentan boicotear las negociaciones anunciando continuamente nuevos proyectos de construcción en los territorios palestinos. Además, Israel quiere ser reconocido por los palestinos como Estado judío e insiste en mantener su actual presencia de tropas en la frontera oriental con Jordania, incluso tras el eventual nacimiento de un Estado palestino, algo que los palestinos rechazan.

La ANP, por su parte, exige un Estado con las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital; la retirada de soldados israelíes y colonos de los territorios palestinos, y una solución justa para los refugiados huidos o desplazados de Israel y sus descendientes, disputa que Israel rechaza.

La llegada de Kerry coincide con el agravamiento en la salud de Sharon, y en momentos en que las relaciones entre Estados Unidos e Israel no atraviesan un buen momento, desde que Washington logró un acuerdo preliminar con Irán sobre el controvertido programa nuclear de Teherán.

El pacto fue duramente criticado por Netanyahu, que lo considera una plataforma de tiempo para que Irán avance en la supuesta fabricación de un arsenal nuclear, que amenazaría la existencia del Estado judío.

Hallan armas en una embajada palestina

  • La policía de República Checa encontró armas en la residencia del embajador palestino en Praga, Jamal al-Jamal, que murió anteayer en una explosión en un confuso incidente, informó ayer el jefe de la policía, Martin Vondrasek.
  • "No puedo decir precisamente qué tipo de armas encontramos. Nosotros podemos decir que no fueron registradas en la República Checa", dijo.
  • "La explosión fue consecuencia de la manipulación inexperta de un explosivo", añadió, descartando la tesis de un ataque terrorista. El popular semanario Respekt señaló ayer, al citar fuentes policiales no identificadas, que Al-Jamal probablemente manipuló de manera inadecuada una bomba oculta en la caja fuerte de su residencia.
  • En este contexto, la cancillería palestina anunció ayer que envió a Praga un equipo de expertos en seguridad para investigar las causas de la explosión y las denuncias de que en el domicilio del diplomático hallaron un arsenal de armas ilegales.
  • Agencias ANSA, DPA y Reuters

    Del editor: cómo sigue.

    Pese a las buenas intenciones de Kerry, las últimas diatribas de los dirigentes israelíes y palestinos hacen presagiar una negociación muy compleja.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.