Primera crítica de la ONU por el conflicto