Primeras grietas en el acuerdo afgano

Ya estallaron rivalidades entre facciones
(0)
7 de diciembre de 2001  

KABUL.- Tan sólo un día después de lograr un acuerdo para sustituir al derrocado régimen talibán, las tradicionales rivalidades entre facciones afganas amenazan con agrietar el nuevo gobierno interino aun antes de que entre en vigor.

Las objeciones surgieron de varios dirigentes que condenaron la distribución de los ministerios, aprobada el miércoles en la cumbre auspiciada por la ONU en Bonn, Alemania.

El caudillo uzbeko Rashid Dostum, al mando de uno de los grupos de combatientes más importantes de la Alianza del Norte, denunció que su facción étnica no estuvo representada con justicia en el acuerdo.

"Estamos muy desalentados. Anunciamos nuestro boicot a este gobierno y no iremos a Kabul hasta que haya un gobierno apropiado en funciones", sentenció el líder militar.

Según Dostum, su facción había demandado el Ministerio de Relaciones Exteriores, aunque en su lugar obtuvo las carteras de Minería e Industrias y Agricultura.

"Esto es una humillación para nosotros", dijo el poderoso señor de la guerra, y agregó que negará a los funcionarios del nuevo gobierno el acceso al Norte, donde se hallan los recursos petroleros y de gas afganos.

Por su parte, el líder espiritual pashtún Sayed Ahmad Gailani también dijo desde Islamabad que "en la distribución de los ministerios no estuvieron representados quienes tuvieron algún rol importante en la guerra contra el ocupante soviético".

Desde su exilio iraní, además, el integrista afgano Gulbuddin Hekmatyar rechazó el acuerdo porque, dijo, lleva la firma de los norteamericanos.

El acuerdo de Bonn, alcanzado tras nueve días de extenuantes negociaciones, prevé un gobierno provisional de seis meses compuesto por 30 miembros (el presidente Hamid Karzai, cinco vicepresidentes, entre ellos una mujer, y 24 ministros), que deberían instalarse el 22 del actual en Kabul.

Posteriormente, el ex rey Zahir Shah convocará a una gran asamblea para aprobar una segunda etapa de gobierno, redactar una Constitución y llamar a elecciones en dos años.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.