Protestas en Minneapolis. Furia, destrozos, un arresto, y un controvertido mensaje de Trump en Twitter

Twitter ocultó un tuit de Trump por "glorificar la violencia"
Twitter ocultó un tuit de Trump por "glorificar la violencia" Crédito: DPA
Rafael Mathus Ruiz
(0)
29 de mayo de 2020  • 08:21

WASHINGTON.- Tras una noche de furia en Minneapolis, que incluyó incendios, violencia y la toma de una comisaría en medio de las protestas por el asesinato de George Floyd, en manos de la policía, las autoridades arrestaron a uno de lo cuatro oficiales involucrados, a quien que acusaron formalmente por la muerte de Floyd, la última víctima afroamericana de un largo historial de racismo y brutalidad policial que desgarra a Estados Unidos.

El dolor y la angustia por el asesinato de Floyd recorrieron el país de costa a costa. Su nombre y sus últimas palabras, esposado, aplastado contra el pavimento con la rodilla de un policía sobre su cuello -"¡No puedo respirar!"- se convirtieron en el grito de miles de manifestantes en todo el país. La herida abierta del racismo volvió a sangrar en el país, y la furia se transformó en saqueos, incendios y destrozos.

Lejos de morigerar los ánimos, el presidente, Donald Trump, cargó contra el "muy débil alcalde de la izquierda radical", el demócrata, Jacob Frey, amenazó con enviar al Ejército a Minnesota si no se tomaba el control de la cuidad, llamó "matones" a los manifestantes, y cerró su mensaje en Twitter con una frase que muchos leyeron como una advertencia directa a las protestas: "Cualquier dificultad y asumiremos el control, pero, cuando empiecen los saqueos, empieza el tiroteo".

"Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el Ejército está con él a fondo. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando empiecen los saqueos, empieza el tiroteo. ¡Gracias!", fue el tuit del mandatario que quedó marcado.

Unas horas después, Twitter tapó el mensaje con una advertencia: "Este tuit incumplió las reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia". De todos modos, Twitter permitió a los usuarios leer la frase luego de pasar por la advertencia porque "puede ser de interés público que el tuit permanezca accesible", indicó la red social.

La Casa Blanca retuiteó el mensaje del mandatario. Twitter marcó también ese mensaje.

La frase de Trump fue repudiada por activistas y sus críticos. Rápidamente, la etiqueta "matones" para quienes protestaban contra el racismo y la brutalidad policial fue contrapuesta con el guiño inicial que Trump le dio a los neonazis y supremacistas blancos que marcharon en Charlottesville, en 2017, con antorchas, a quienes llamó "muy buena gente", o a los manifestantes armados en Michigan que exigieron "reabrir" el país en medio de la pandemia del coronavirus.

Trump, acusado de racista por sus detractores, anunció por la tarde en el jardín de las rosas de la Casa Blanca que daba por terminada la relación con la Organización Mundial de la Salud. Pero no dijo una palabra de Minneapolis, y se retiró sin responder preguntas de los periodistas.

Protestas en Minneapolis. "Empieza el tiroteo": Twitter ocultó un tuit de Trump - Fuente: AFP

01:38
Video

Protestas en Minneapolis para exigir justicia por el asesinato de George Floyd a manos de la policía.
Protestas en Minneapolis para exigir justicia por el asesinato de George Floyd a manos de la policía. Fuente: AFP

Anoche, la furia en las protestas escaló al punto tal que un grupo de manifestantes tomó una de las comisarías, el "Precinto 3", que quedó destruida, envuelta en llamas. Ante el riesgo de más violencia, el alcalde Frey impuso el toque de queda en la ciudad desde anoche a las 8 de la noche, y durante todo el fin de semana.

Conmocionada y dolida, Minneapolis amaneció quebrada, envuelta en la violencia y el caos y bajo un fuertísimo operativo de seguridad que incluyó a la policía de la ciudad, la policía estatal, y la Guardia Nacional luego de otra noche -la tercera- de protestas por el nuevo caso de brutalidad policial que terminó con la vida de George Floyd, que recibió una condena nacional unánime, incluida de Trump, ante lo que la gran mayoría vio como un claro asesinato. Las calles de la ciudad quedaron copadas por policías con cascos y chaleco antibalas, soldados y camiones militares blindados.

Hoy por la mañana, en medio de una fuerte tensión, un periodista de CNN, Omar Jimenez, fue arrestado sin motivo alguno mientras transmitía en vivo rodeado por policías estatales. Un rato después, fue liberado. "Nunca nos dijeron realmente por qué fuimos arrestados", dijo Jimenez un rato después, ya de regreso al aire.

Arrestan a un equipo de CNN mientras cubría las protestas de Minneapolis - Fuente: CNN

09:33
Video

Las protestas se extendieron a otras ciudades del país, incluidas Nueva York, Denver, Phoenix y Columbus, en Ohio, donde decenas de manifestantes intentaron ingresar a la cámara estatal.

Floyd murió luego de ser arrestado por cuatro policías de Minneapolis. Tras ser esposado, tres policías lo mantuvieron boca abajo contra el pavimento al lado de un patrullero, y uno de ellos, Darak Chauvin, se arrodilló encima de su cuello. "¡No puedo respirar!", gritó Floyd, asfixiándose, con Chauvin arrodillado encima suyo. La escena fue filmada por gente que presenció el arresto. Floyd fue declarado muerto luego al hospital al que fue trasladado. Chauvin fue acusado de asesinato en 3º grado.

Protestas en Minneapolis tras la muerte de George Floyd
Protestas en Minneapolis tras la muerte de George Floyd Fuente: AFP

El nuevo incidente de brutalidad policial sacudió a Estados Unidos, sumido desde hace meses en una sola historia: el reguero de muerte que dejó la pandemia del coronavirus, que ya se cobró la vida de más de 100.000 personas. Las condenas de activistas, del movimiento #BlackLivesMatter -que lucha desde hace años contra la violencia policial- , de las principales figuras del país y de autoridades nacionales e internacionales se sucedieron una tras otra.

"Esto no debería ser "normal" en 2020 en Estados Unidos", dijo el expresidente, Barack Obama , en un comunicado. "No puede ser "normal". Si queremos que nuestros hijos crezcan en una nación a la altura de sus más altos ideales, podemos y tenemos que ser mejores", agregó.

Joe Biden, presunto candidato presidencial demócrata, dijo que el asesinato de Floyd es un recordatorio de la "herida abierta del racismo".

"El pecado original de este país todavía mancha a nuestra nación", dijo Biden , en un mensaje grabado en el sótano de su casa. "Y a veces logramos pasarlo por alto. Simplemente avanzamos con miles de otras tareas en nuestra vida diaria. Pero siempre está ahí. Y semanas como esta, vemos claramente que somos un país con una herida abierta", cerró.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.