Suscriptor digital

Puigdemont cambia y pide al parlamento que lo “ampare” ante la Justicia

El destituido ex presidente catalán modifica su estrategia en su propósito de recuperar el cargo
El destituido ex presidente catalán modifica su estrategia en su propósito de recuperar el cargo Fuente: AFP
Silvia Pisani
(0)
29 de enero de 2018  • 10:33

Madrid.- Una vez más y sobre la hora, el destituido ex presidente catalán, Carles Puigdemont , cambia de estrategia en su propósito de recuperar el cargo. Una presión creciente que, en cierto modo, también parece responder a las fisuras cada vez más evidentes en el bloque independentista.

La sesión de investidura está prevista para mañana . A través de su abogado, el prófugo Puigdemont anticipó la intención de “elevar un pedido especial” a la Justicia española que le permitiese regresar al país para jurar como presidente, sin ser detenido por los delitos que se le imputan.

La maniobra, de difícil futuro, había sido confirmada no sólo por el abogado de Puigdemont sino también por voceros de su partido, Junts per Catalunya. Entre ellos, Jordi Turull.

Pero, una vez más, hay sorpresa con Puigdemont. Ahora avisa que no recurrirá a la Justicia sino que pone toda la presión del caso en el flamante presidente del parlamento catalán. A él le pide que “lo ampare” para llegar al hemiciclo.

La idea de Puigdemont sería lograr ese “amparo” y así presentarse en persona ante la legislatura, un requerimiento imprescindible para ser ungido presidente.

La duda es cómo llegar sin ser detenido antes. “Se trata de una presión en toda la línea” sobre el joven legislador. De 38 años, Roger Torrent es un egresado en Ciencias Políticas que milita en Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). El otro partido independentista cuyos votos son indispensables para investir a Puigdemont.

El destituido ex presidente catalán modifica su estrategia en su propósito de recuperar el cargo
El destituido ex presidente catalán modifica su estrategia en su propósito de recuperar el cargo Fuente: AFP

No se sabe aún qué respuesta dará el joven legislador. Pero sí es evidente que, entre los independentistas catalanes empieza a haber cansancio por la presión de Puigdemont.

Justamente eso es más evidente entre militantes de ERC. “Si hay que sacrificar a Puigdemont se lo sacrifica. Necesitamos un presidente”, dijo el diputado nacional Joan Tardá. “Nadie es imprescindible”, acotó el usualmente combativo Gabriel Rufián, también de ERC.

A menos de 24 horas de que empiece la sesión de investidura, su futuro es un verdadero laberinto.

Pese a no haber sido los más votados en las elecciones del mes pasado, los independentistas son, hasta ahora, los únicos con los votos necesarios para lograr mayoría y elegir un presidente.

El problema es que quien se autoproclamó “candidato indispensable” fue Puigdemont, quien se encuentra prófugo de la justicia española. Hace más de cien días que vive en Bruselas y corre riesgo de ser detenido por varios delitos apenas ponga un pie en España .

Por eso le pide un “amparo” –de naturaleza no muy clara- al joven Torrent.

El conflicto de poderes entre legislativo y judicial está servido ante la desesperación creciente del destituido ex presidente por recuperar el cargo. Algo que, ya en la recta final, genera desconfianza entre los suyos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?