El sumergible accidentado en el mar de Barents. Putin: las tareas seguirán hasta el final