Qué dicen los estudios sobre la mutación del coronavirus en humanos

En esta imagen de archivo tomada el 29 de abril de 2020, un ingeniero observa las células de riñón de mono mientras realiza una prueba para una vacuna experimental para el coronavirus en Pekín
En esta imagen de archivo tomada el 29 de abril de 2020, un ingeniero observa las células de riñón de mono mientras realiza una prueba para una vacuna experimental para el coronavirus en Pekín Fuente: AFP
(0)
7 de mayo de 2020  • 11:07

LONDRES.- Una serie de estudios de los genomas de miles de muestras del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 muestran que está mutando y evolucionando a medida que se adapta a sus huéspedes humanos.

Esto es lo que dicen los expertos sobre esos hallazgos y cómo podrían afectar la pandemia de Covid-19 y los esfuerzos para desarrollar vacunas y tratamientos .

¿Qué han encontrado los estudios?

Utilizando una base de datos llamada Global Initiative on Sharing All Influenza Data (Gisaid) , los investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Estados Unidos rastrearon cambios genéticos, o mutaciones, en el "pico" del nuevo coronavirus , la parte que le da su forma distintiva.

Su investigación preliminar encontró 14 de tales mutaciones . Los investigadores dijeron que uno, llamado D614G, era "de preocupación urgente" porque parecía estar emergiendo como dominante y puede hacer que la enfermedad sea más infecciosa.

Utilizando la misma base de datos Gisaid, un equipo del University College London en Gran Bretaña analizó los genomas de más de 7500 virus de pacientes infectados en todo el mundo.

El equipo de UCL encontró 198 mutaciones en los genomas de coronavirus que analizaron, pero dijo que ninguna parece ser particularmente preocupante en esta etapa.

Otro estudio realizado por científicos de la Universidad de Glasgow de Gran Bretaña , que también analizó mutaciones en los genomas de las muestras de virus SARS-CoV-2, encontró que estos cambios no indicaban que existen cepas diferentes .

Eso contradecía un estudio preliminar previo realizado por investigadores chinos que sugería que había habido dos cepas circulando en personas al comienzo del brote de Covid-19 en China, y que esa había sido más "agresiva".

¿Qué significan esos hallazgos?

"Esta idea de múltiples cepas tiene que ser muy desacreditada" , dijo Eric Topol, cardiólogo, genetista y fundador del Instituto Scripps Research Translational en La Jolla, California. "Sabemos que solo hay una cepa".

Jonathan Stoye, jefe de la división de virología en el Instituto Francis Crick de Gran Bretaña, dijo que, en conjunto, los estudios ofrecen ideas "fascinantes" sobre la evolución del virus, y enfatizan que es "un objetivo en movimiento" .

"El virus está evolucionando y está cambiando. Y todavía no sabemos cuáles son las consecuencias de esos cambios", dijo Stoye.

"Este coronavirus muta como cualquier buen virus de ARN", dijo Mark Schleiss, un experto en genética molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota.

¿Se está volviendo más peligroso?

Los expertos en genética y biología dicen que aún es demasiado pronto para saber si alguna de las mutaciones es significativa .

Lawrence Young, profesor de oncología molecular en la Universidad de Warwick de Gran Bretaña, dijo que si bien hay "mucha especulación sobre la posible aparición de cepas más agresivas", los estudios hasta ahora muestran que ese no es el caso.

"En general, el virus SARS-CoV-2 no muta a una tasa alta ... y actualmente no hay evidencia convincente de que las mutaciones hayan tenido un efecto significativo", dijo.

Topol dijo que los científicos tendrán que realizar estudios en genómica funcional, examinando con precisión cómo una mutación genética específica afecta el comportamiento de un virus, para obtener más información.

¿Afectará esto la búsqueda de vacunas y drogas?

Las mutaciones encontradas por el UCL no se distribuyeron uniformemente a través del genoma del virus, con algunas partes del genoma menos propensas a mutar, y otras más propensas a variar.

Lucy van Dorp, quien codirigió el trabajo de UCL, dijo que esas partes más estables del virus podrían ser mejores objetivos para el desarrollo de medicamentos y vacunas. "Queremos apuntar a las partes del virus que, hasta donde hemos observado, no están cambiando. Si hasta ahora no han cambiado mucho en el curso de la pandemia, es de esperar que no cambien mucho en el futuro".

Agencia Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.